Cultural Más Cultural


Bailarines sin límites, en el Cervantino


Publicacion:07-09-2019

+ + - -

Querían dar un mensaje de inclusión y de empoderamiento a las personas con discapacidad motriz o auditiva, e incluso emocional,

CIUDAD DE MÉXICO.- Luca Patuelli (Montreal, 1984) nació con artrogriposis, un trastorno muscular que afecta sus piernas; pese a su discapacidad y a la necesidad de tener que usar muletas, solía patinar de rodillas. Un día no pudo hacerlo más debido a una de las múltiples cirugías que le han realizado a lo largo de su vida y descubrió entonces el breakdance, se dio cuenta de que podía hacerlo porque la fuerza más importante se ejerce con la parte superior del cuerpo, y también se enteró de que no era el único, que había otros siete jóvenes con habilidades diferentes que se dedicaban a este baile callejero unido al hip-hop, al funk, al soul y al break-beat. Los convocó a todos y en 2007 fundaron la compañía Ill-Abilities Crew.

Los ocho bailarines provenientes de Canadá, Brasil, Chile, Corea del Sur, Holanda y Estados Unidos sólo se reunían cuando participaban en competencias de break-dance, pero poco a poco comenzaron también a ofrecer funciones en eventos y pensaron que no nada más querían brindar un espectáculo dancístico único, también querían dar un mensaje de inclusión y de empoderamiento a las personas con discapacidad motriz o auditiva, e incluso emocional, así como al público en general.
Esta compañía que se presenta en distintos países y además ofrece talleres y charlas motivacionales, formará parte de la programación de la 47 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC). Sus actuaciones están programadas para los días miércoles 16 y jueves 17 de octubre.
"Nosotros nos enfrentamos a diversos retos, el primero tiene que ver con la comunicación porque no todos hablamos el mismo idioma; yo, por ejemplo, hablo un poco de español y de italiano, y por eso me puedo comunicar mejor con el de Chile, pero el de Brasil no habla inglés, así que a veces nos tienen que apoyar intérpretes. Otro reto es que viajamos mucho y nos hemos tenido que adaptar a una vida lejos de nuestros países. Un reto más es el financiero, es muy complicado conseguir boletos para viajar, pero todos los hemos ido resolviendo", dice Patuelli, director y coreógrafo de la compañía, en entrevista desde Montreal.
Funciones motivacionales
Para Patuelli, cuyo nombre de batalla en el escenario es LazyLegz, es muy importante que los espectáculos tengan un carácter motivacional para que las personas deseen luchar por sus sueños. "Hace poco, una mujer se nos acercó para platicarnos que recientemente había dejado de caminar y estaba realmente muy deprimida, pero tras vernos se sintió muy motivada no sólo para volver a caminar, sino también para bailar", señala.
LazyLegz añade que en 12 años han compartido muchas cosas con el público y la gente también les ha enseñado y regalado historias de vida. "Nos escriben cartas, correos electrónicos y al terminar los shows nos quedamos un largo rato para conversar con ellos. Hemos conocido a personas que han tenido experiencias traumáticas y nos han dicho que después de vernos se han sentido un poco mejor o han podido ver esas experiencias de otra manera para tratar de superarlas", explica.
Las coreografías de Ill-Abilities Crew hablan de temas relacionados con estereotipos sociales, discapacidad, inclusión, bullying, salud mental, actitud positiva y los riesgos de tomar decisiones.
En el Cervantino presentarán el espectáculo Dis-Connect, en el que abordan las historias de cada uno de ellos, sus experiencias como individuos y también las desconexiones que enfrentan dentro de la sociedad.
Por ejemplo, Patuelli, debido a su artrogriposis, lo que hace es combinar la fuerza de sus brazos para hacer de sus muletas una herramienta como si se tratara de una parte de su cuerpo.
Otros de los integrantes, como Samuel Samuka, tuvo una amputación de pierna por cáncer a los 14 años, poco después de la operación entró al universo del hip-hop.
Jacob Kujo Lyons nació con pérdida auditiva en el oído derecho, de niño tuvo infecciones y lesiones en la cabeza que arruinaron la audición del oído izquierdo.
Redouan Redo Ait Chitt tiene cinco dedos en total, su brazo derecho es corto y le falta la cadera derecha. Y Tommy Guns Ly fue amputado de una pierna.
"Hay un reto global, vencer los prejuicios. En este sentido, uno de los mensajes que nosotros queremos dar es que todos podemos aprender a ser incluyentes, otro es que se comprenda que no hay una discapacidad que no sea imposible de superar. Hacemos una especie de competencia entre la gente que no tiene discapacidad y les damos muletas y sillas de ruedas, luego les pedimos que bailen y lo que ocurre es que se adaptan y se mueven, es decir, todos podemos bailar y todos podemos ser creativos", explica el bailarín.
El trabajo de la compañía ha tenido una gran recepción, Patuelli fue invitado a la inauguración de los Juegos Paralímpicos de Vancouver y es parte del equipo de maestros de Les Grands Ballets Canadiens de Montreal, en su Centro Nacional de Danza Terapéutica.
Para Luca Patuelli, la danza es una de las máximas expresiones del cuerpo humano.
"El hip-hop, cuando lo bailas, te puedes sentir único y diferente, tiene una cierta belleza muy especial. El hip-hop te ayuda a ser real contigo mismo, a ser honesto contigo. Nuestro lema es sin excusas, sin límites", afirma el bailarín.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario