Monitor Gadgets


Llega el Samsung Galaxy Note 10


Publicacion:09-08-2019

+ + - -

Samsung presentó en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, las últimas versiones de su unicornio, el Galaxy Note 10 y el Galaxy Note 10 Plus

El año 2011, el mismo en el que murió Steve Jobs, en el marco de la Internationale Funkausstellung (IFA) que tiene lugar en Berlín, Alemania, Samsung presentó un smartphone cuyo diseño contravenía los postulados del Mago de Cupertino, California, que mientras estuvo vivo abominó de los teléfonos móviles de pantallas grandes y siempre se opuso a que su unicornio, el iPhone, aumentase de tamaño.

Se trataba del Galaxy Note, un dispositivo que medía 5.3 pulgadas y cuyo objetivo era competir con el iPhone 4S, el móvil de Apple cuya pantalla de 3.5 pulgadas aún se regía por los tiránicos designios de un Jobs que ya no alcanzaría a presentarlo el 4 de octubre de 2011, cediendo su lugar y las riendas de la compañía a Tim Cook, actual CEO de la empresa.

Hasta ese momento, el iPhone de Apple había marcado todas las tendencias en el mercado de los móviles de alta gama, de modo que la innovación de Samsung parecía una excentricidad que estaba destinada al fracaso. Craso error. El Galaxy Note marcó un antes y después en la era de los smartphones y consiguió que Tim Cook renegase de la herencia de Jobs y apostase por un golpe de timón cuando tres años más tarde aparecieron el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, cuyas pantallas medían 4.7 y 5.5 pulgadas respectivamente.

A ocho años de distancia, Samsung presentó en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, las últimas versiones de su unicornio, el Galaxy Note 10 y el Galaxy Note 10 Plus, dos móviles que representan el triunfo de la tenacidad en un mercado que parecía cerrado a las innovaciones que no procedieran de la ciudad de Cupertino.

Tras meses de rumores, expectativas y filtraciones que fueron perfilando poco a poco las características de estos dos nuevos teléfonos, la que quizá sea la mayor sorpresa de todas tiene que ver con el S-Pen, el lápiz óptico que Samsung incorporó en la versión anterior, pero que ahora se comporta como si fuese la varita mágica de Harry Potter, toda vez que no es necesario apoyar la punta del dispositivo en el teléfono, sino tan solo desplazarlo en el aire para desplazar las imágenes hacia arriba, hacia abajo o aumentar el volumen del aparato, entre otras cosas.

Asimismo, ofrece la posibilidad de convertir la escritura trazada a mano sobre la pantalla, en formatos standard de texto, tales como Word o PDF, y de enviar tales documentos a una computadora de escritorio o portátil, con tan sólo arrastrar el S-Pen.

En rigor se trata de un artilugio que no ha generado aún una tendencia, pero que a pesar de eso ha sido capaz de abrir bocas y dejarlas abiertas mientras los ¡ahhhs! y los ¡ohhhhs! otrora reservados para los dispositivos de Apple se multiplican en todo el mundo.

Por lo demás, el resto parecen minucias: 6.3 pulgadas para el Note 10 y 6.8 para el Note 10 Plus, carga rápida, una versión que incorpora la tecnología 5G, 3 y 4 cámaras traseras respectivamente, más una frontal situada en la parte superior media de cada uno. Donde Samsung cede a los designios del mercado es en la eliminación del Jack de 3.5 mm para el cable de los audífonos. Si el mundo dicta que a partir de a hora todo debe ser wireless, quién es Samsung para contradecirlos.

No será barato, por supuesto, pero tampoco su precio se dispara: 950 dólares para la versión más sencilla del Note 10 y 1,100 para la del Note 10 Plus.

Por ahora, a esperar la presentación del Galaxy Fold, que en teoría debe ocurrir el próximo mes de septiembre según anunció Samsung hace unos días, y también la nueva versión del iPhone que presumiblemente tendría lugar en los primeros días de octubre. Ni modo, Steve, ¡sacúdete en tu cripta!



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario