Nacional Dependencias Federales


Inaugura SEMAR nueva patrulla oceánica


Publicacion:21-07-2019

+ + - -

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, amadrinó a la embarcación

La Patrulla Oceánica ARM Tabasco PO-168 de la Secretaría de Marina Armada de México hizo gala de su majestuosidad, y con el fondo musical de “Mi ciudad”, interpretada por la banda de música de la dependencia, se posó en aguas del Golfo de México donde 11 cañonazos de salva marcaron su nacimiento.

Previamente fue bautizada, para su buena ventura en los mares, con la tradicional ruptura de una botella de licor regional en la proa del casco de la nave.

En este caso Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, amadrinó a la embarcación al cortar el hilo con el hacha ceremonial que liberó una botella en homenaje a la región tamaulipeca.

De acuerdo a la maestra de ceremonias, la botadura al mar es una ceremonia antigua, cuyo origen se atribuye a los griegos que derramaban vino sobre la embarcación recién construida en tributo al dios de los mares: Poseidón.

El vicealmirante José Félix de Jesús Bárcenas Pasos, director del astillero uno donde se llevó a cabo la construcción de la patrulla, destacó que la embarcación es resultado del diseño, cálculo y construcción de la Marina y forma parte de la quinta generación de buques de su tipo a cargo de la Dirección General de Construcciones Navales.

Recordó que con la designación del casco 104, el 21 de septiembre de 2017, dio comienzo el corte de placa de acero y con ello la construcción de este buque, mientras que la puesta de quilla se llevó a cabo el 15 de diciembre de 2017.

“Punto de inicio para la integración de los diferentes bloques de acero y aluminio en la grada de construcción que dieron como resultado una embarcación de 86 metros de eslora y 3.4 de calado medio; con capacidad para un desplazamiento de mil 680 toneladas y velocidad de 20 nudos”, explicó.

Detalló que la misión de la nueva embarcación es efectuar operaciones de patrulla y vigilancia en la zona económica exclusiva para mantener el Estado de derecho en la mar, además de realizar operaciones búsqueda y rescate para salvaguardar la vida humana.

Asimismo para efectuar acciones de apoyo a la población civil que garanticen la integridad física de las personas ante situaciones de desastre.

El buque de acero y aluminio fabricados en México y construido con mano de obra nacional cuenta con propulsión diésel-mecánica de dos hélices bajo el concepto trinomio: buque-helicóptero-embarcación interceptora.

Bárcenas Pasos explicó que la clase Oaxaca del buque nace de la necesidad de replantear la definición de las características básicas de las unidades de superficie que requiere la Secretaría de Marina, para ejercer los derechos del Estado mexicano en la zona económica exclusiva.

Su equipamiento cuenta con un helicóptero alojado en un hangar fijo con todos sus servicios para operar, así como una embarcación rápida de aluminio de 11.5 metros de eslora con velocidad de 45 nudos para misiones de intercepción, equipada con “water jets” para maniobrar en aguas restringidas.

Su gran estabilidad y capacidad marinera le permite navegar sin problema alguna en condiciones meteorológicas adversas y está provista de dos embarcaciones menores de salvamento autoadrizables, con las cuales las maniobras de rescate se realicen con mayor eficacia.

Su tripulación está compuesta por un comandante, un segundo comandante, un jefe de máquinas, 18 oficiales, 60 clases y marinería y 39 elementos de transporte.

Su importancia operativa radica en que cuenta con armamento y sistemas de detección y localización adecuados a este tipo de unidades, tales como un cañón antiaéreo SAK-Bofors MK-3 57 milímetros y su correspondiente director superficie y superficie/aéreo.

El buque está adaptado para realizar patrullajes de disuación, percepción, ejercicios multinacionales, cruceros de instrucción y labores para salvarguardar la vida en el mar.

Su buena maniobrabilidad y adecuado comportamiento marinero en todas las condiciones de carga también le permiten efectuar operaciones tácticas, de vigilancia o rescate, en navegación libre o entrando y saliendo del puerto.

Su mayor ventaja es su operatividad por un largo periodo de tiempo en la zona económica exclusiva, sin depender de apoyos logísticos en tierra.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario