Economico


Catastrófico para México regresar a anterior sistema de pensiones: Consar


Publicacion:19-07-2019

+ + - -

Le costaría al país 10 veces el problema actual de Pemex 

 

 

México.- Es “verdaderamente alarmante” que se considere eliminar el modelo actual de las Afores para dejar una sola Administradora que sea operada por el Estado o que se busque regresar al modelo de beneficio definido, porque sería catastrófico, aseveró el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Abraham Vela.

Esto, en respuesta a las propuestas de algunos legisladores del Partido del Trabajo, apoyadas por otros del Revolucionario Institucional (PRI) e incluso del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al considerar que el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) basado en cuentas individuales es un fracaso y está al borde del colapso.

El funcionario federal dijo en entrevista con Notimex que la propuesta de revertir el modelo de cuentas individuales administradas por las Afores y regresar a un esquema solidario, de reparto o de beneficio definido como el que existió en el pasado con el régimen de la Ley de IMSS de 1973, sería catastrófico para el país.

Refirió que tan sólo la generación de transición, que son aquellos que todavía pueden optar por pensiones con el régimen anterior, implica en un horizonte de 40 años un costo fiscal equivalente al 68 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Por lo que regresar a un sistema solidario, de reparto o beneficio definido, incrementaría el costo fiscal por lo menos a 102 por ciento del PIB en los próximos 40 años y seguirá incrementándose como "una bola de nieve" en los años siguientes.

“Esto resultaría en un incremento anual de las presiones sobre el gasto público corriente en las finanzas públicas de 3.5 por ciento por año a 7.0 por ciento, el equivalente de 10 veces al problema financiero que hoy tenemos con Pemex. Esto sería catastrófico y desataría una crisis financiera de magnitudes exorbitantes, con consecuencias irreversibles”.

Aseguró que “la salud de las finanzas públicas se perdería por completo, el gobierno federal se vería incapacitado para honrar la pensión de todos y cada uno de los mexicanos. Y la confianza de los mexicanos en el sistema de pensiones no se recuperaría nunca”.

El presidente de la Consar consideró que quienes proponen “estas barbaridades se afanan en satanizar a las Afores y al régimen de cuentas individuales. Una cosa son las buenas intenciones y otra muy diferente las políticas públicas”.

Al reconocer que el sistema actual, que dio origen a las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) requiere ajustes significativos, recordó que con el antiguo régimen de reparto de la Ley de 1973, las aportaciones tripartitas se entregaban al gobierno federal y con ello financió a instituciones de seguridad social, así como proyectos de infraestructura, pero estos recursos nunca se administraron en un fondo o fideicomiso que transparentara su uso.

“No había la rendición de cuentas. Me temo que parte de las aportaciones de los trabajadores terminaron desvaneciéndose en la corrupción. Y por estas razones, hoy una cantidad importante del gasto público se destina a cumplir con estos pasivos contingentes derivados del antiguo esquema de reparto”.

Reiteró que fue precisamente la inviabilidad de este esquema lo que motivó la creación del SAR y la posterior incorporación de las pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado al régimen actual de cuentas individuales.

La propuesta de los legisladores ignora los cambios demográficos y transición epidemiológica del país, con una población envejeciendo y una mayor esperanza de vida, esto “quiere decir que el regreso al sistema de reparto no es financieramente sustentable y, por tanto, pondría en riesgo el propósito de mantener finanzas públicas sanas”.

Proponen una sola Afore manejada a discreción por el Estado

El presidente de la Consar también rechazó la propuesta de los legisladores de crear una Afore única, administrada por el Estado, la cual manejaría a discreción los recursos de las cuentas individuales de los trabajadores; además, no cobraría comisiones.

Cabe resaltar que en la actualidad en el mercado hay 10 Afores que están obligadas a hacer sus operaciones por medio del mercado de valores, por lo que son públicas, además están reguladas por la Consar a quienes les reportan sus resultados financieros.

“La propuesta de este partido (PT), por cierto, compartida por algunos legisladores del PRI y del propio Morena, considera elevar el nivel de las aportaciones tripartitas en 10.5 por ciento, lo cual en principio es bastante loable, pues las llevaría a un nivel de 17 por ciento”, pero donde la mayor parte es para el trabajador.

La propuesta plantea que las aportaciones de los asalariados pasarían de 1.125 a 7.125 por ciento, un incremento de seis puntos porcentuales, mientras que las aportaciones del gobierno federal se incrementarían en tres puntos porcentuales para llevarlas a 4.125 por ciento y las de los patrones en sólo 1.5 puntos porcentuales para llegar a 7.5 por ciento.

“El incremento de aportaciones tripartitas se recarga fundamentalmente en los propios trabajadores y, en menor medida, en el gobierno federal. Esto es poco realista si se considera la enorme desigualdad que prevalece en el país. La gran mayoría de los trabajadores percibe salarios tan bajos que resulta difícil imaginar que puedan solventar un aumento adicional de seis puntos porcentuales en sus aportaciones”.

Por otra parte, continuó, las finanzas públicas del gobierno federal están sujetas a fuertes presiones de gasto, de tal manera que elevar sus aportaciones al ahorro de los trabajadores en tres puntos porcentuales es prácticamente imposible.

Consideró que con una propuesta de esta naturaleza, los patrones y los trabajadores no estarían dispuestos a incrementar el monto de las aportaciones para el retiro, de tal manera que el objetivo inicial de que los mexicanos puedan aspirar a pensiones dignas y suficientes no se alcanzaría.

A 22 años del sistema de cuentas individuales

El presidente de la Consar destacó que a 22 años del régimen que dio origen a las Afores se tienen buenos resultados, el dinero de los ahorradores ya representa 15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y son el segundo intermediario más grande del país después de los bancos.

No obstante, reconoció que dadas las condiciones con las que surgió el actual modelo, las pensiones que se ofrecerán no son suficientes, por lo que se requieren de ajustes significativos sobre todo en materia de aportaciones; se estima que las pensiones serán de apenas 30 por ciento del salario, en el mejor de los casos.

Es apremiante aumentar las aportaciones obligatorias (que se hacen entre la empresa, el trabajador y el gobierno), que en la actualidad son de 6.5 por ciento del salario para trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y deberían pasar a por lo menos 15 por ciento y en esta administración se buscará logrará ese cambio, puntualizó el funcionario.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario