Economico


Cumple un cuarto de siglo la mayor compañía de comercio en línea


Publicacion:05-07-2019

+ + - -

La compañía inició sus operaciones el 5 de julio de 1994 de la mano de Bezos

Washington.- La empresa estadunidense de comercio electrónico Amazon.com celebra su 25 aniversario convertida en la mayor del sector y con ingresos netos por más de 51 mil millones de dólares al año, que convierten a su fundador, Jeff Bezos, en la persona más rica del planeta. 

La compañía inició sus operaciones el 5 de julio de 1994 de la mano de Bezos, quien después de llegar a ser vicepresidente de una empresa de Wall Street (D.E. Shaw and Co.) decidió independizarse y creó un negocio propio en el garaje de su casa, dedicado a la venta de libros por internet.

El negocio se llamó inicialmente “Cadabra” y fue lanzado en el garage de una casa alquilada de la ciudad estadunidense de Seattle, con una inversión de 300 mil dólares. Su madre y su padrastro le prestaron los ahorros que tenían destinados para su jubilación para que el emprendedor se abriera paso.

Dado que Cadabra tenía cierta similitud con “cadáver”, Bezos decidió emplear un nombre menos dramático que comenzará con la letra “A” para que apareciera de inmediato en los buscadores, con lo que inspirado en el río Amazonas, el más largo del mundo, decidió nombrarla como actualmente se conoce en el mundo.

El primer sitio web de Amazon.com fue inaugurado el 16 de julio de 1995, más de un año después de que Cadabra fue patentada, y con ello dio comienzo a su crecimiento exponencial en el comercio en línea.

En los primeros 30 días y sin ningún tipo de promoción, la firma comenzó a vender libros en los 50 estados del país y decenas de naciones más.

Para 1996, la página en línea Amazon tenía más de dos mil visitantes al día y un año después se habían multiplicado por 25, superando las 50 mil visitas, lo que llevó a la librería online a diversificar sus productos.

A su oferta de libros sumó CD de música y DVD, software, productos electrónicos, videojuegos, ropa, muebles y comida, entre otros productos.

El éxito, crecimiento y popularidad de la tienda en línea fue tal que en un par de años más comenzó a beneficiarse con la venta de espacios de publicidad, con lo que brindó a otras compañías la oportunidad de anunciar sus productos y/o ser clasificados como productos destacados en su página.

Poco después, estableció sitios web independientes para Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Alemania, Austria, Francia, China, Italia, España, Japón, Países Bajos, Brasil, India y México, para la distribución y entrega a domicilio de múltiples productos.

Con la ampliación de sus servicios a en muchas partes del mundo, acogió a grandes compañías como la cadena de almacenes estadunidense Target Corporation o la británica Marks & Spencer; Sears Canadá, la relojera Timex o Bombay Company, una proveedora de muebles y artículos para el hogar.

En 2002, con el almacenamiento de grandes cantidades de datos, la protección y seguridad de la información, Bezon decidió crear Amazon Web Services, el proveedor de Cloud Computing más grande en la actualidad, con ingresos de cinco mil 490 millones de dólares al primer trimestre de 2018, el 10.0 de las ganancias totales de la empresa.

Tres años después, lanzó su programa de suscripción Amazon Prime, que consiste en el envío de productos comprados en su tienda online en un plazo máximo de 48 horas de forma gratuita, aunque en la actualidad el servicio incluye además televisión en línea, plataformas de música, películas, etc.

En los años siguientes, la empresa ingresó en el mundo de la moda con más de 70 marcas propias de ropa para niños, bebés, hombres y mujeres, y al mundo de los medios de comunicación, adquiriendo en agosto de 2013, el diario The Washington Post por 250 millones dólares, que pagó en efectivo.

Jeff Bezos, conocido coloquialmente como “el rey del cibercomercio”, fue clasificado el 26 de junio pasado por la revista Forbes como el hombre más rico del mundo, con una fortuna valuada en 157 mil millones de dólares.

Pese a que Bezos tiene prácticamente todo para celebrar, la fecha se ve empañada por la decisión adoptada la víspera por la corte de apelaciones de Estados Unidos, que dictaminó que la empresa puede ser demandada por clientes que adquieren productos defectuosos de terceros a través de su plataforma.

La decisión se produjo tras la presentación de una demanda contra Amazon por parte de una usuaria de su plataforma en Pensilvania, identificada como Heather Oberdof, quien sufrió una lesión visual por una correa para mascotas defectuosa que compró en el sitio de la compañía.

El incidente se registró en 2015, mientras Oberdof paseaba a su perro, la correa se rompió y la mujer sufrió un golpe en su rostro, que le produjo discapacidad visual en el ojo izquierdo.

Oberdof argumentó en su demanda que le compró el producto a un vendedor de la plataforma llamado ‘The Furry Group’, sin embargo, hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta de parte del equipo legal de la compañía productora, ni de la empresa de comercio electrónico.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario