Joven UN


Celebran la Solemnidad de Corpus Christi


Publicacion:01-07-2019

+ + - -

Para la Universidad es de gran importancia tener el honor de que Jesucristo viniera habitar en esta Comunidad Universitaria

La comunidad estudiantil de la Universidad del norte el jueves 20 de junio de 2019 celebró la Solemnidad de Corpus Christi, con la Santa Misa y procesión que fue presidida por nuestro capellán el Padre Leopoldo d Yve de Bavay, de la Congregación religiosa  de los Hermanos de San Juan, y además con gran alegría el hecho que de manera permanente en nuestra Capilla San Miguel Arcángel se quedará con nosotros en su presencia real Eucaristía.

Un milagro eucarístico del siglo XIII fue el origen de la Fiesta del Corpus Christi, que la Iglesia celebra el jueves siguiente a la Solemnidad de la Santísima Trinidad; aunque en algunos países las Iglesias locales deciden trasladarla para el domingo por una cuestión pastoral.

En esta solemnidad la Iglesia tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor, siendo la procesión del Corpus Christi una de las más importantes en toda la Iglesia Universal.

A mediados del siglo XIII el P. Pedro de Praga dudaba sobre la presencia de Cristo en la Eucaristía y realizó una peregrinación a Roma para rogar sobre la tumba de San Pedro una gracia de fe. Al retornar, mientras celebraba la Santa Misa en Bolsena, en la Cripta de Santa Cristina, la Sagrada Hostia sangró manchando el corporal.

La noticia llegó rápidamente al Papa Urbano IV, que se encontraba muy cerca en Orvieto, y mandó que se le lleve el corporal. Más adelante el Pontífice publicó la bula “Transiturus”, con la que ordenó que se celebrara la Solemnidad del Corpus Christi en toda la Iglesia el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad.

El Santo Padre encomendó a Santo Tomás de Aquino la preparación de un oficio litúrgico para la fiesta y la composición de himnos, que se entonan hasta el día de hoy: Tantum Ergo, Lauda Sion.

El Papa Clemente V en el Concilio general de Viena (1311) ordenó una vez más esta fiesta y publicó un nuevo decreto en el que incorporó el de Urbano IV. Posteriormente Juan XII instó su observancia.

Agradecemos a la Arquidiócesis de Monterrey, en especial a Mons. Rogelio Cabrera López, nos haya otorgado tan gran bendición ya que para la Universidad es de gran importancia tener el honor de que Jesucristo viniera habitar en esta Comunidad Universitaria.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario