Nacional Estados


Celebran con marcha la diversidad


Publicacion:24-06-2019

+ + - -

Se pronunciaron en contra de la discriminación y de la homofobia y a favor del reconocimiento pleno de sus derechos.

 

CANCÚN, QR.- Para celebrar la diversidad y el amor, Cancún fue escenario de la edición 16 de la Marcha del Orgullo Lésbico-Gay-Bisexual-Transgénero-Transexual-Intersexual-Queer (LGBTTIQ+), que concentró la tarde-noche de ayer sábado a más de cuatro mil personas, en su mayoría jóvenes, quienes se pronunciaron en contra de la discriminación y de la homofobia y a favor del reconocimiento pleno de sus derechos.
Organizada por segundo año consecutivo por el Colectivo Conciencia LGBTTIQ+, que tomó la estafeta de activistas que, en esta ciudad, abrieron camino desde el 2003-2004 -como Roberto Guzmán, de Red Positiva y Edgar Mora, del Círculo Sexual Igualitario- la Marcha 2019 tuvo como invitadas a Ophelia Pastrana y a Morganna Love, mujeres transgénero dedicadas al activismo y a la Ópera, respectivamente, así como a Tefy, una afamada youtuber en el ambiente gay.
El contingente -integrado por activistas de colectivos que conforman la Red Quintanarroense por los Derechos Sexuales y Reproductivos y por adolescentes y jóvenes en general- salió de Tajamar rumbo al Parque de las Palapas, en el centro de la ciudad.
Durante el trayecto, a la altura de la avenida Tulum, las y los participantes desplegaron una extensa bandera con los colores del arcoíris, que identifican al movimiento diverso en el mundo.
Pese al éxito y buena convocatoria de la caminata, que sumó a un promedio de cinco mil asistentes, Miguel Dzib, director del comité organizador, declaró a EL UNIVERSAL que Quintana Roo es una entidad retrógrada, en la cual los gobiernos y autoridades se resisten a generar las condiciones para el reconocimiento de los derechos de la comunidad diversa.
"Seamos sinceros, no hay evolución. Se habla de iniciativas de ley, de que el gobierno es inclusivo, pero no. ¿Dónde está el legislar para todas las personas? Nos podemos casar, sí, pero no puedes adoptar; no puedes cambiar de identidad; aunque Cancún y Playa del Carmen son ciudades cosmopolitas, no podemos hablar que somos un estado de primer nivel.
"En México existe una ciudad de primer nivel (CDMX) que goza de muchísimos derechos y el resto son de segunda. Nosotros somos una ciudad de segunda clase. Lo atribuyo a un gobierno conservador, moralista y sobre todo que no le interesa el desarrollo igualitario. La sociedad está abierta, pero mientras tengamos un gobierno conservador, la libertad y los derechos no pueden fluir", subrayó.
Por separado, Ophelia Pastrana -considerada en 2017 por Forbes como una de las 100 mujeres más poderosas de México- resaltó la necesidad de superar viejos conceptos, como el nulificar el uso de etiquetas y neutralizar o invisibilizar con ello, las diferencias entre las personas.
"La Marcha del Orgullo LGBTTIQ es una respuesta a la inmensa presión para invisibilizar a la comunidad diversa, y para celebrar quienes somos. Es por un lado, protesta, y por otro lado, una celebración. Estos eventos son el espacio, a veces el único, en que la gente puede ser quien es, sin represalias, porque en casa no pueden. Eso es muy fuerte.
"Para mí estas marchas se tratan de visibilizar, porque existen estos discursos de 'ya, todos somos humanos', ¿sabes?, 'todos somos iguales' y quitar las etiquetas es dañino, porque sin etiquetas, no hay diferencias", expresó.
La también economista, nacida en Colombia y nacionalizada mexicana, reflexionó sobre cómo ser mexicano, es una etiqueta o cómo Cancún, lo es también y, ambas, generan una pertenencia, un orgullo.
"Entonces lo que te trato de decirte es que debemos sentirnos orgullosos de quienes somos, de nuestras propias etiquetas. Yo, soy ser humano, sí; soy mujer trans, sí; soy colombiana y puedo seguir añadiendo etiquetas. Ser de Cancún es una etiqueta de la cual mucha gente se enorgullece.
"El problema no es que debamos quitarnos las etiquetas, sino que debemos dejar de discriminar por las etiquetas. Lo que tenemos que entender es que todos somos diferentes y debemos maravillarnos por eso, porque somos distintos. ¿Por qué le perdimos gozo a la diferencia? Ese es el concepto del orgullo. Y en esa diversidad cabemos todos, los heterosexuales y los LGBTTIQ+, porque el mundo es diverso. En la naturaleza, todo es diverso", expuso.
Ophelia indicó que lo único que se prohíbe en la Marcha del Orgullo, es la intolerancia, como la demostrada -dijo- por los grupos antiderechos, que buscan eliminar la diversidad e imponer un estilo de vida con base en conceptos religiosos y excluyentes.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario