Cultural Más Cultural


Rescatan de las sombras a mujeres de la Revolución Mexicana


Publicacion:01-06-2019

+ + - -

Martha Eva Rocha Islas, historiadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia saca de las sombras el papel de las mujeres

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Martha Eva Rocha Islas investigó buena parte de los 432 expedientes de las partícipes del movimiento armado; ahondó en el papel de Amelio Robles Salas, primera revolucionaria transgénero reconocida
Martha Eva Rocha Islas, historiadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) saca de las sombras el papel de las mujeres en la Revolución Mexicana a través de los expedientes y vivencias de las veteranas que participaron en el movimiento mexicano.
Para "Los rostros de la rebeldía" la investigadora ahondó en el Archivo Histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional donde ahondó en el papel que tuvieron mujeres que se desempañaron como propagandistas, enfermeras, soldados y activistas en pro del movimiento revolucionario y que fueron condecoradas por decreto presidencial en el mandato de Lázaro Cárdenas.
La historiadora hizo un recuento de su relato en el Diplomado Historia del Siglo XX Mexicano, que organiza la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del INAH. La especialista repasó buena parte de los 432 expedientes en los que se refleja una transgresión a las normas socioculturales de la época, tal es el caso de la primera revolucionaria transgénero reconocida, Amelio Robles Salas.
"Al parecer, este personaje no tuvo mayores problemas de ostentarse como hombre. El coronel se incorporó al zapatismo en 1913. Reunió a 15 hombres en Xochipala, Guerrero (donde hoy una casa-museo lleva su nombre), y en su expediente se refiere a su destacada actuación, arrojo y valentía en la Toma de Iguala de ese año, así como en la de Chilpancingo en 1914, en ambas la victoria fue para los zapatistas", aseguró.
A través de un comunicado del INAH se informó que las agresiones sexuales no fueron ajenas a las mujeres enroladas. Amelio Robles y "Chonita" Espinosa fueron atacadas, pero también admitieron "deber algunas vidas", antes de entrar a la Revolución: "Chonita" mató a su marido por una traición; Amelia Robles asesinó en defensa de su "honra".
Martha Eva Rocha indicó que Amelio Robles se retiró tras la muerte de Emiliano Zapata, siempre contó con respeto y llegaba a portar el uniforme militar, y presentó sus fotos vestido de esta manera para la obtención de su veteranía.
Rocha Islas dijo que de todos los archivos únicamente 22 corresponden a soldados mujeres (cuatro maderistas, siete zapatistas y 11 carrancistas), categoría en la que no entra la figura de las "soldaderas" las cuales eran mujeres que no participaban en los combates sino trasladaban la domesticidad de sus hogares a los campos de guerra.
"Las hazañas de estas soldados lindan entre el mito y la historia. Por ejemplo, a diferencia de lo que podemos ver en algunas películas, nunca llegaron a ostentar altos grados militares, el mayor fue el de coronela".
Martha Rocha dijo que las mujeres también hicieron tareas de espionaje, de correo clandestino, agentes confidenciales y se comprometieron en el acopio y distribución de armas y parque, e incluso de reclutamiento.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario