Legal


Alvarado Fuentes busca hacer diferencia en base a la ley


Publicacion:27-05-2019

+ + - -

Desde niño vio en la carrera de las ciencias jurídicas la manera de cómo poder ayudar a los desprotegidos

Amante del bien común y siempre con la vista puesta en darle a cada quien lo que se merece, ello aunado a una fuerte convicción por evitar las injusticias,  hace que José Cruz Alvarado Fuentes opte por ejercer el Derecho.

Desde niño vio en la carrera de las ciencias jurídicas la manera de cómo poder ayudar a los desprotegidos, y más aún, hacer la diferencia en pro de un mundo más ecuánime.

José Cruz Alvarado Fuentes, nace un  30 de Septiembre de 1958 con visión legal, logra egresar de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UANL, de la generación 75 al 80.

Su visión en el derecho fue muy básica, defender a quien demandaba ayuda ante las injusticias, toda la vida ha sido abogado postulante y hasta ahora es abogado de abogados.  

Así, este jurista se hace  camino en el mundo legal, y más al no contar con algún “padrino” en la carrera, por lo que desde estudiante se dio a la tarea de concretar cada vez más su acentuación jurídica,  todo en base a la experiencia.

Desde que recuerda maneja  dos  materias legales, como lo son  el derecho por la vía  penal y la laboral, esto  desde siempre.

“Inicié en el derecho con una situación familiar, en la cual vivimos una injusticia con un tío mío que ya falleció, y consideré pertinente estudiar derecho para atacar las injusticias”.

“Yo tenía unos 15 o 16 años, estaba joven, era un asunto penal, una acusación prefabricada, por lo que lo acusaron de un hecho que no cometió, entonces no hubo poder humano que pudiera justificar esa injusticia debido a la falta de recursos económicos”.

Y es que dicho ello,  fue la falta de recursos económicos para conseguir un buen abogado por lo que le motivó a él estudiar esta carrera y ver por los menos afortunados.

“Esto me definió como persona”.

“Nunca es fácil, más cuando eres el primer abogado de la familia, tienes el reto de sobresalir y si vas abrir “cancha” es duro el trabajo, no lo niego porque no tienes un padrino o alguien que te guíe, pero sin embargo en el camino me fui encontrando a muchos maestros colegas que me fueron guiando y dando experiencias”

“Algo así en lo general  comencé con el licenciado  Alejandro Garza y Gerardo Garza, el papá de el  licenciado Fernando Garza Guzmán, ente otros muchos y compañeros. Nos fuimos formando juntos y fuimos haciendo un grupito en el que unos éramos penalistas, otros eran laboristas, otros eran civilistas, y así nos empezamos a ayudar y fortalecer”

“Todo esto desde la carrera, todos mis compañeros estamos bien posicionados cada quien con sus despachos o empresas, fue buen camino”.

Por la época en la que toca estudiar y comenzar carrera en el mundo legal le tocan grandes juristas, “una vieja escuela” hecha con toda la mano, con directriz y fuertes valores.

“En la carrera siempre ha habido buenos maestros a todo nivel, a cada quien nos tocó nuestros propios maestros y nuestras propias experiencias, por eso nos juntábamos y contábamos nuestras anécdotas que nos acordamos de nuestros maestros”.

“La carrera en si va pasando poco a poco, te vas formando, pero eso es cuando ya tienes la experiencia y andas afuera a veces es difícil porque a veces hay y a veces no hay, cuando eres 100% litigante hay algunos que lo conjugan con que sean maestros y le digan que hay otros en el desempeño de algún puesto de algún cargo”.

Recuerda que a él pocas veces se le dio la oportunidad de tener cargos y fui litigante al 100 por ciento, hasta ahora que se dedica al couchueo y asesoramiento legal.

“Sí me llamó la atención mucho el derecho, hasta la Carrera Judicial, lo que pasa es que cuando yo quise no se me dio y posteriormente cuando ya se me dio ya no quise,  porque ya estás en una posición y es difícil cuando se me ha dado es difícil ver la posición desde otro punto de vista, cuando siempre has sido litigante, por ejemplo en algunos casos donde he sido más defensor de acusados y defensor de trabajadores”.

Desde un inicio  de su carrera logra combinar  la experiencia con la práctica y con el estudio,  la diferencia actual es que anteriormente no  les daban ni un peso, litigaba y veía como pasaban los procesos, y convivía mucho con los jefes.

“Actualmente el que se enrola, como chavo de derecho,  procuramos darle algo por qué no queremos que vivan lo mismo que nosotros, las carencias. Es muy difícil porque no traes un peso en la bolsa y no traes algo”.

“Yo empiezo en el primer despacho con Víctor León a quien siempre lo tengo en mente. Muchos los conocemos son dos hermanos y cada vez que los veo revivo ese encuentro con el primer abogado de la profesión, recuerdo que los veía y dictaban de mente a las secretarias, dije yo ahí ¿cuándo podría hacer eso?. Afortunadamente desde hace muchos años ya lo hago y  hay otros que me ven y quieren hacer lo mismo, el problema es que a veces cuando escribíamos nos equivocamos y había que hacerlo muchas veces y ahora la práctica es más fácil.

Anteriormente sí consultábamos las tesis de jurisprudencia y nos metíamos horas y horas y horas y no era sencillo, porque lo busques en la computadora pones el dato y ya te sale lo que tú quieras saber sobre algo en lo particular jurídicamente”:

Recuerda que empezaba llevando y trayendo documentos, tomando experiencia, ya fuera un a uno que otro asunto mercantil y luego  le  salía uno que otro divorcio, hasta  cuestiones familiares.

“Ahí fuimos, te vas definiendo, que me defina por la situación laboral cuando me invitan a participar en la CTM como asesor jurídico y ahí lo que más sabía era necesario lo laboral, y en ese tiempo se creó la idea de formar un grupo de abogados que les dieran servicio a los trabajadores, pero fuera de lo que fuera al aspecto laboral, por qué en su entorno tenían problemas, ya tenían problemas de un intestado, de un divorcio, hacer tus alimentos, choques, accidentes viales todo lo que fuera derecho, acuerdos lo que fuera de que estén en lo laboral”.

“Entonces formamos una asesoría jurídica gratuita dentro de la CTM por iniciativa, en la que el entonces líder estatal Raúl Caballero Escamilla, también dirigido por el maestro José Luis Sepúlveda Garza, y ahí iniciamos entonces empezamos a ver todos los asuntos”.

“Luego pues ya te casas, ya ves que te faltan recursos, te vas independizando. Y me voy moviendo a los despachos para trabajar en algunas ocasiones con Gerardo Jiménez, entonces ahora lo que hacemos es más brindar asesoría a algunos despachos de jóvenes abogados para que cosechen experiencia”:

Actualmente hace  mucho el coucheo para los abogados,  más en esta época que vienen los juicios orales,  entonces se combinan muy bien la profesión porque prácticamente la mayor parte del juicio es afuera y todo el procedimiento se lleva  en las audiencias.

Y como  hay una sola audiencia de juicio oral que prepara a los juristas para  todas las pruebas y es cuando en verdad se aprende, por ello gusta de ser abogado de abogados.

A lo largo de estos años el derecho ha sido  cambiante y como tal hay que sumarse a esta visión y el lo ha logrado con decoro, con profesionalismo.

“Los cambios en el derecho sí se notan,  pero no es difícil,  lo que pasa es que a lo mejor batallas un poco más pero te vas adaptando y no es tan difícil para aquellos que hemos tenido como juicio oral cuando manejamos las cuestiones laborales, sí tenemos práctica en eso, los que estuvimos manejando juicios laborales es una cuestión muy sencilla, por decir en aquellos tiempos no había computadora entonces el derecho es actual, entonces tienes que irte modernizando constantemente, el que no se moderniza se queda atrás, entonces yo no me quedo atrás y aprendí del sistema de computación,  hay un maestro, que en paz descanse murió el año pasado, Don Humberto Guerrero González, que cuando él se recibió pues él supo computación y yo no sabía, entonces combinamos en el despacho y yo lo enseñaba a litigar y así nos complementamos los dos”.

“Siempre el derecho, como es cambiante, constantemente hay nuevas reformas y reformas,  entonces hemos participado en muchísimas actualizaciones y congresos y colegios de abogados, entonces nos vamos actualizando más y más cuando es reformas, sobre todo con estas últimas reformas con los 3 códigos penales en muy poco tiempo, entonces siempre tienes que estar al tanto”.

“A veces se te olvida y si sigues pronunciando el código tal y ahora ya es diferente, entonces vuelvo a repetir es nada más ir a actualizarte y lo haces en la noche, prácticamente es cuando estudia uno o en las mañanas que es cuando la das una leída a lo que es nuevo, pero es muy bonito, más ahora el derecho penal. Muchos nos sentimos realizados porque ahora buscamos la verdad de los hechos. A todos se nos permite hacer las entrevistas y luego llevarlas a juicio”.

La carrera es difícil como muchas otras, solo que en Derecho el que la ejerce debe de enamorarse de ella y ver siempre hacia el mañana.

“Cuando empiezas una carrera y no tienes algún día en la mano pierdes asuntos en un principio, y eso te da la experiencia para tratar de ser más precavido y tratar de ser mejor, yo creo que últimamente, es muy difícil perder un asunto, o sea hemos tenido el privilegio de tener algunos asuntos relevantes y sacarlos adelante, como la situación de la construcción del Club Industrial, donde  hubo diez muertos y 20 heridos y dos millones de dólares en daños, en aquella ocasión hubo un supuesto responsable y fue detenido y para medio mundo decía que era difícil que saliera y salió la persona”.

“Salió más que todo, independientemente de que al último fuera inocente o no, salió porque lo vamos a demostrar que el señor se le estaba juzgando por una deuda que ya había sido pagada, puesto que la construcción del Club Industrial ya se había reparado el daño, entonces él iba a pagar un doble pago, entonces justificamos con esto y se lo hicimos ver al consejo del Club Industrial y no perdonó la deuda pero desistió porque el seguro sí había pagado la deuda, al seguro le correspondía cobrarnos, y no se podía cobrar por materia penal, tenía que ser una deuda puramente civil y ahí es donde fue la clave del asunto para que el señor pudiera salir y enfrentar el juicio”.

 A fin de cuentas, recuerda que lograron  salir adelante, ya que al le tocaba defender al acusado y logró sacarlo libre en 9 meses.

Se empecinó mucho en querer que se presentara el Consejo de Administración del Club Industrial, encabezado por Roberto Garza Lagüera, y el señor entendió cuando lo estuvo interrogando.

“Terminamos pronto e hicimos las preguntas y el señor contestó francamente que la obra tenía un seguro y que se reclamó y que fue pagado y que no sabía por qué esa persona estaba detenida por esa situación por el pago de los daños.

Esto me marcó, pero bueno, buscamos las solución a las cosas, independientemente que la explosión no fue generada por mi cliente, quien estaba plenamente convencido, yo tenía que resolver primero su libertad, porque el juicio duró casi nueve o diez años, no iba a estar 10 o 9 detenidos por esa situación mientras se averiguaba, porque si le permitían la libertad, porque era un accidente, pero le fijaron fianza de dos millones y medio de dólares primeramente, y en el Juzgado de Distrito y combatir la situación y ya lo fijaron en pesos mexicanos y eran 25 millones de pesos de aquella fecha, como quiera estaba elevado. Y luego

lo bajaron a 2 millones y medio, pues el señor era un simple contratista que ni cuando iba…”

Dicho ello dijo: “Era inaccesible, su libertad se cuartaba porque no alcanzaba a pagar esa fianza, entonces, logramos por eso, nos fuimos por el lado a buscar que sabíamos que había sido pagado ese daño y por ahí buscamos para demostrar que el Poder Judicial del estado se estaba convirtiendo en un simple cobrador para la empresa aseguradora, y eso nos dio la ventaja de poderlo sacar y luego absorberlo, pero primero era la libertad”.

El litigio para el  jurista ha sido muy apasionante, goza de emprender la defensa de sus clientes con ahínco, con esmero y suma dedicación.

“El derecho es para ser mejores cada día, yo creo que ahorita muchos nos apoyamos en los colegios de abogados, pero en aquel tiempo habíamos camarillas de abogados, por ejemplo en materia laboral, nos encontrábamos o hacíamos reuniones cada quince días como amigos y presentábamos un caso o dos o tres que fueran diferentes a los normales e intentar darles una solución, así lo hacíamos con los asuntos penales igual”.

“Cada quien planteaba la situación hasta que le sacábamos una solución y nos ayudábamos mutuamente a que no fueran nuestros asuntos”.

A veces, recuerda, si el colegio de abogados no trabaja, pues este no va a funcionar, por ello veían que los colegios de abogados trabajando funcionan bien, pero si no, pues se estanca el aprendizaje.

José Cruz Alvarado Fuentes  no puede negar el  haberse desarrollado en un mundo legal profesional al máximo,  donde compartiera labores, experiencias y una fuerte amistad con personalidades como, Américo Delgado de la Peña, René Arámbula Barrera,  Alejandro Garza Delgado, de quien por cierto este último aprendió mucho: “Algo muy particular de Alejandro es que tenía una forma de decirte las cosas a manera de que te agradaba, y te explicaba, tú captabas la idea, si ya la captaste ahora la desarrollas, él no te daba la solución, te ponía a fijarte en el asunto y a pensar qué hacer en ciertos casos. Te daba los tips y tú los desarrollabas, si te equivocabas te corregía y si no te equivocabas estabas bien. Le gustaba que estuvieras atento a las cosas”.

“Era muy sagaz, muy inteligente, era rápido para ideas, esa habilidad la vas adquiriendo porque lo admiras y quieres ser como él”.

Además laboró con el  papá del ex Procurador Roberto Flores,  el licenciado Flores Garza, a quien escuchaba para saber cómo manejar las cosas y así ser mejor cada día.

Nombre.- José Cruz Alvarado Fuentes.

Fecha de Nacimiento.- 30 de Septiembre de 1958.

Padres.- Narciso Alvarado Alemán y Victoria Fuentes García.

Hijos: Blanca Elizabeth, Hugo y  Mónica Maricruz.

Nietos: Ashley Elizabeth, Sahily Regina e Isabella Alejandra, Daniel.

 

 

 



« El Porvenir/ Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario