Monitor Más Monitor


Los teléfonos son demasiado frágiles para el entorno de trabajo


Publicacion:28-02-2019

+ + - -

Una encuesta revela que el 69% de estos dispositivos se daña con facilidad

Las empresas europeas están invirtiendo en teléfonos móviles para sus empleados. Costos más elevados y la pérdida de productividad debido a que los teléfonos son demasiado frágiles para el entorno de trabajo, reparaciones y reemplazos exorbitantes favorecen la adopción de dispositivos resistentes más robustos, de acuerdo con una nueva investigación realizada por Cat Phones dada a conocer en el marco de la feria española.

Una encuesta, en la que participaron los responsables de la adquisición de teléfonos móviles de 497 empresas europeas, revela que el 69% de estos dispositivos se daña con facilidad. El 69% también asegura que se está gastando más que nunca en teléfonos provistos por las propias compañías. En tanto, más de la mitad de los encuestados dice que reparar y reemplazar dispositivos descompuestos es un problema que crece para sus empresas.

El 99% de los compradores de teléfonos empresariales ha tenido que lidiar con el daño provocado a los teléfonos de la compañía en los últimos tres años; de hecho, el 86% dice que el perjuicio ha sido tal que es necesario reparar o reemplazar el dispositivo de un empleado. Entre las principales causas destacan: pantallas rotas (62%), ruptura física (47%), daño por filtración de agua (37%) y fallas provocadas por el polvo o la arena dentro del dispositivo (21%).

Asimismo, la productividad se ve afectada cuando los empleados se ven obligados a no llevar consigo un teléfono móvil mientras se encuentra en reparación o es reemplazado. El 31% de las empresas reporta un impacto significativo en la productividad, y más del 40% señala un impacto notable (71% de los afectados) por esta razón. Los tiempos que requieren las reparaciones agravan más esto. Sólo el 21% dice que las reparaciones tardan un día laboral, mientras que la mayoría (63%) asegura que pueden tardar de dos días a una semana laboral completa. En tanto, el 16% señala que las reparaciones tardan aún más.

La investigación realizada por los analistas de comunicaciones móviles, CCS Insight, revela que uno de cada tres consumidores europeos ha roto las pantallas de su teléfono inteligente en los últimos tres años. Reemplazar la pantalla rota de un teléfono inteligente costoso sin seguro no es barato, en un contexto empresarial donde los compradores adquieren varios dispositivos para su personal, estos costos pueden aumentar rápidamente. Incluso con las economías de escala asociadas a los contratos de servicio, los compradores de teléfonos empresariales reportaron gastar un promedio de 390 dólares por reparación de todo tipo de daños; incluso algunos reportan costos de cientos de dolares.

Ben Wood, Jefe de Investigación de CCS Insight, comentó: “La fragilidad de los teléfonos inteligentes modernos se ha convertido en un problema real. No nos debe sorprender que las empresas estén buscando dispositivos más resistentes dado los costos asociados con la reparación de los teléfonos inteligentes y el impacto negativo en la productividad cuando un dispositivo se descompone”.

Cambiar a un dispositivo resistente que se adapte a este propósito figura en la agenda de los compradores de teléfonos móviles de las empresas europeas. El 44% está considerando reemplazar su línea empresarial con dispositivos resistentes, mientras que un 8% ya cuenta con ellos. Los dispositivos resistentes se encuentran entre las áreas de inversión en movilidad empresarial de más rápido crecimiento; de hecho, el 21% de los tomadores de decisiones de TI que señalan que están considerando una inversión en esta área en los próximos 12 meses.

Las reparaciones o reemplazos frecuentes y costosos representan para los clientes gastar mucho más dinero a lo largo de la vida de su dispositivo que sólo el precio de la compra inicial. Las expectativas para un teléfono móvil son altas y su duración se está prolongando, una tercera parte de los participantes europeos en una reciente investigación de CCS dijo que planeaban conservar sus teléfonos por más tiempo. En Europa Occidental, la investigación sugiere que la gente está conservando sus teléfonos en promedio 40 meses. Con la posibilidad de que un dispositivo necesitará reparación en cierto momento, el costo de propiedad durante su vida útil puede ser significativo.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario