Joven U-ERRE


Directora Lab Innovación Educativa U-ERRE


Publicacion:11-02-2019

+ + - -

“El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.” -Dicho Popular

 

Berman, Dorrier y Hill (2016), miembros de SingularityU, en su artículo How to Think Exponentially and Better Predict the Future, nos comentan cómo los seres humanos no somos buenos predictores del futuro. ¡Pues por eso tropezamos con la misma piedra más de una vez! Este equipo de investigadores ha estudiado cómo de generación en generación no han habido mucho cambios en las formas de hacer las cosas- nuestras experiencias han sido “locales y lineales.”

Según Diamandis (2013), nuestros cerebros están programados para pensar linealmente. El cerebro del ser humano está diseñado de tal forma que utiliza su experiencia para poder predecir. Si el ser humano ha experimentado cambios paulatinos, graduales y constantes, el ser humano se programa para pensar que siempre va a ser así. Sin embargo, en las últimas décadas, la razón de cambio está creciendo tan rápidamente que casi todo lo que nos imaginemos se puede concebir (Diamandis, 2013). Por tal motivo, debemos evolucionar de un pensamiento lineal a un pensamiento exponencial.

Los seres humanos necesitan utilizar la tecnología para transformar su entorno y esto requiere más que un cambio en la tecnología- requiere un cambio de comportamiento y pensamiento (Satell, 2017). Los avances tanto en tecnología, como los avances en nuestra comprensión del cerebro humano y los procesos de aprendizaje, están sentando las bases para un pensamiento exponencial. Se abre el camino para nuevas ideas audaces con respecto a lo que necesitamos aprender, cómo lo aprendemos y cuál es nuestro máximo potencial si desafiamos nuestros paradigmas (SingularityU, nd).

En los últimos 25 años, hemos tenido problemas para seguirle el ritmo al cambio. Pero en las próximas décadas, tendremos problemas hasta para comprender la naturaleza del cambio a medida que las nuevas tecnologías comienzan a influir en la forma en que trabajamos, vivimos y nos esforzamos por innovar (Satell, 2017).

¿Está todo perdido o habrá manera de encontrar el camino más corto para adaptarnos? ¿Será posible rebasar al cambio? Estas son solo algunas de las preguntas que debemos de estar haciéndonos continuamente. El pensamiento exponencial requiere un cambio de paradigma. ¿Qué paradigmas son los que necesito romper para no seguir tropezando con la misma piedra más de una vez?

 



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario