Nacional Presidencia


Me dejaron un toro viejo y reumático, asegura AMLO


Publicacion:23-12-2018

+ + - -

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó que la pasada administración le dejó un gobierno igual que "un toro viejo y reumático,

SAN JUAN EVANGELISTA ANALCO, Oax.-El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó que la pasada administración le dejó un gobierno igual que "un toro viejo y reumático, de avance lento", que complica la entrega de apoyos.

"Imagínense que para bajar los beneficios es una maraña de buro-cracia. Si bajamos lo recursos y se manejaban bien, me ayudan a go-bernar. Esto es la democracia", dijo el mandatario al dar inicio al programa de pavimentación de caminos a cabeceras municipales en todo el país. Acompañado del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, entregó directamente los cheques a 50 alcaldes para las obras en igual número de municipios.

Aseguró que cuando se apruebe el presupuesto habrá una cláusula en la que se permite que el gobierno federal entregue de manera directa el recurso a las autoridades municipales que se rigen por usos y costumbres.

Se trata de un plan por el que se invertirán 14 mil 200 millones de pesos a la largo de su sexenio para construir caminos de concreto en las cabeceras municipales de Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero y Oaxaca.

En San Pedro y San Pablo Ayutla, López Obrador presentó su Programa Nacional de Infraestru-ctura Carretera 2018-2024. Dijo que su gobierno hará una inversión histórica de más de 78 mil millones de pesos para la conservación y modernización, terminar obras inconclusas y el programa de pavimentación de caminos.

En San Juan Evangelista, López Obrador entregó a las autoridades municipales, que se rigen por usos y costumbres, los cheques para que se construyan caminos de concreto y sin ayuda de contratistas.

Aseguró que para 2019, el programa contará con 2 mil 500 mi-llones de pesos para las obras, es decir, 50 millones de pesos por camino y por comunidad, hasta llegar a los 14 mil 200 millones que requieren. Reiteró que los recursos se entregarán de manera directa para acabar con la corrupción, porque antes "no bajaban" o con la primera lluvia los caminos se deslavaban y volvían a ser de terracería.

"En estos pueblos no hay ladrones. Eso es una gran ventaja, porque el principal problema que estamos enfrentando en este país es la corrupción, es el cáncer que está destruyendo a la nación y es lo que vamos a cortar de tajo. Se va a acabar la corrupción. Me canso ganso", declaró.

Dijo que el ex presidente Enrique Peña Nieto era protegido por 8 mil elementos del Estado Mayor Presidencial, pero al igual que las pensiones de los expedientes eso ya se terminó.

 

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, comentó que en los próximos seis años se construirán 5 mil 531 kilómetros de caminos y se crearán 197 mil 500 empleos.

Antes, el gobernador Alejandro Murat, testigo de honor en la firma del convenio, destacó que la entidad tiene más de 10 mil comunidades, mil agencias, 20 mil núcleos agra-rios y rancherías que no tienen comunicaciones y que no han tenido el apoyo del gobierno federal para poder generar la infraestructura que Oaxaca necesita.

 

Llamado a la unidad

 

En su segundo día de gira de trabajo, el Presidente llamó a dejar atrás los pleitos y convocó a los ciudadanos a trabajar en unidad en la nación.

Ello, luego de que por segunda ocasión, el gobernador de extracción priísta Alejandro Murat fuera abu-cheado al hacer uso de la palabra.

"Ya tenemos que unirnos, la patria es primero. Nada de pleitos, nada de divisiones. Vamos a ver hacia adelante", indicó. López Obrador pidió respeto para el mandatario estatal y recordó que la campaña ya pasó. "Como dicen los jóvenes, ya chole con eso".

Por la tarde, el Presidente se dirige a la súper carretera Oaxaca-Itsmo, camino que ha sido marcado por la corrupción en la entidad, pues es una vía que comenzó a construirse en 2003, pero las administraciones no la han terminado.

Después, López Obrador viajó a la zona Mixe, donde le regalaron unos huaraches.

Yolanda Pacheco, presidenta municipal de San Pedro y San Pablo se acercó entre la gente que le entregaba peticiones y regalos al Ejecutivo y le da una botella de mezcal, símbolo del respeto y de que "cumplirá con su palabra".

Muchos habitantes caminaron hasta 10 kilómetros para ver al Presidente, quien vuelve a tomar carretera para viajar durante cinco horas más, aunque si hubiera estado lista, llegaría en tres.




No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario