Joven UDEM


Comparte experiencias de activismo con refugiados en África


Publicacion:02-12-2018

+ + - -

Gabriel Stauring activista fundador de iAct ofreció una plática a jóvenes integrantes de Generación L de la UDEM

La instalación de escuelas de preprimaria, una academia de futbol y la cobertura de otras necesidades dentro de los campos de refugiados de África son parte de una experiencia de servicio que Gabriel Stauring compartió con estudiantes de la Universidad de Monterrey.

El activista fundador de iAct –una organización civil que trabaja para resolver las necesidades de los refugiados en diferentes países de ese continente– ofreció una plática a jóvenes integrantes de Generación L, la tarde del pasado 20 de noviembre en el Auditorio 3.

Esta agrupación estudiantil tiene actividades que proporcionan un espacio de aprendizaje basado en la experiencia de líderes actuales con el fin de inspirar y crear ejemplo.

Stauring, quien hace dos semanas regresó de su trigésimo viaje a un campo de refugiados en África, señaló que su organización se enfoca en la cocreación de soluciones y la conexión con más aliados para lograr el empoderamiento de los refugiados.

“Nos enfocamos en cocrear: crear los programas que ellos nos dicen que son importantes para ellos; y conectar: queremos que otra gente se conecte con ellos, tenemos más de 50 voluntarios con experiencia en diferentes disciplinas”, explicó.

El activista enfatizó que se tiene el compromiso de que el apoyo sea continuo, porque no se trata de ir y dar solo una vez para luego volverse a ir, sino de establecer programas y beneficios permanentes, como centros de educación preprimaria, en los que atienden a cerca de 12 mil niños y niñas refugiados, además de una academia de futbol.

El conferencista narró a los asistentes que vivió en Monterrey entre los cinco y los 15 años, antes de irse con su familia a los Estados Unidos.

“En verdad, siento que esos diez años fueron los que me formaron para luego poder hacer lo que he estado haciendo el resto de mi vida; mi mamá nos llevaba a visitar gente pobre, que necesitaba ayuda; nosotros solo creíamos que eso era lo normal”, destacó.

Ahora, Stauring es parte de una organización que tiene impacto positivo directo en las vidas de miles de personas e indirecto en la vida de millones de personas en cinco países alrededor del mundo.

“Trabajo con refugiados que han sobrevivido al genocidio y otros crímenes masivos, gente que el mundo ha abandonado, no ha sido fácil.

“Empecé solo y, al principio, todo lo que se podía ver era un problema enorme y muchos obstáculos, pero decidí que tenía que tomar acción y, en ese momento, tenía que ver a los obstáculos como una oportunidad para usar la creatividad y la energía positiva para mejorar la situación de gente que ha sufrido”, expuso.

Actualmente, de acuerdo al ponente, se calcula que hay en el mundo 68 millones 500 mil refugiados o gente que ha sido desplazada al interior de un país, debido a la violencia o a algún tipo de crisis: “es el número más grande de refugiados en la historia del mundo, más que cuando hubo guerras mundiales”.

“A veces, me preguntaba: ¿cuál será la experiencia de un papá, al que persiguen a él y a su familia, a quien le han matado familia y le han destruido sus aldeas y casas, y está ahí solo con sus hijos?; y yo siempre pensaba: quisiera saber que alguien está pensando en mí, que alguien allá afuera quiere hacer algo por ayudarme”, expresó.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario