EnEscena Personalidades


Rinden italianos homenaje de cuerpo presente a Bernardo Bertolucci


Publicacion:28-11-2018

+ + - -

El ataúd llegó por la mañana desde la casa del director en la vía de la Lungara hasta la sala de la Protomoteca del Capitolio, la sede del municipio.

Roma.- Cientos de personas, desde figuras de la cultura, el cine, la política y la televisión, hasta gente común, desfilaron hoy ante el féretro con los restos del cineasta Bernardo Bertolucci, fallecido el lunes a los 77 años de edad, en la capilla ardiente instalada en el ayuntamiento de Roma. 

El ataúd llegó por la mañana desde la casa del director en la vía de la Lungara hasta la sala de la Protomoteca del Capitolio, la sede del municipio.

La capilla ardiente estuvo abierta de las 10 a las 19 horas locales para que el público pudiera dar el último adiós al cineasta, muerto de una crisis respiratoria luego de una larga enfermedad que lo obligaba a estar en silla de ruedas.

Uno de los primeros en llegar fue Vittorio Storaro, director de fotografía de casi todas las películas de Bertolucci y ganador de un Oscar por “El último emperador” de 1987.

“Al inicio era un compañero de trabajo, después un hermano, pero casi inmediatamente se volvió un maestro para mí”, dijo Storaro emocionado.

Relató que con la cámara el cineasta fallecido buscaba hacer no un realto, sino una poesía (era hijo del poeta Attilio Bertolucci) y usaba muchos simbolos, dada su experiencia con el psicoanálisis.

También la actriz Stefania Sandrelli, que fue protagonista de cintas como “Novecento”, “Partner”, “Il Conformista” o “Io ballo da sola”, todas dirigidas por Bertolucci, declaró que para ella “fue un privilegio haber podido trabajar con él”.

“Fue una gran colaboración y una gran amistad, iniciada en 1961 en el set de Accatone de (Pierpaolo) Pasolini, me llamaba la actriz de (Pietro) Germi y conmigo tenía una actitud paternal, me extendió la mano para que siguiera un camino a su lado”, señaló.

Por su parte, el cineasta Paolo Taviani declaró que con la cinta “Novecento”, de 1976, la cámara de cine sirvió “para contar luces y sombras” del siglo XX.

Aseguró que recientemente había hablado con Bertolucci, quien le confío su intención de hacer otra película en un ambiente de tres habitaciones, pues debido a la enfermedad estaba prácticamente inmovilizado en una silla de ruedas.

Se trataba del proyecto “The Echo Chambre”, título de un guión que Bertolucci había apenas terminado de escribir con Ludovica Rampoldi e Ilaria Bernardini y que estaba listo para transformarlo en filme.

Por la capilla ardiente también pasaron los cineastas Giuseppe Tornatore, Nanni Moretti, Saverio Costanzo, Mariasole Tognazzi, Mimo Calopresti, Mario Martone, además de las actrices Laura Morante Isabella Ferrari o la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, que dieron el pésame a la viuda, Clare Peploe.

Enfermo desde hace tiempo, Bertolucci ganó en 1988 el Oscar como mejor director por la cinta “El último emperador”, mientras que en 2007 le fue entregado el León de Oro a la carrera en la Muestra de Cine de Venecia y en 2011 la Palma de Oro honoraria del Festival de Cannes.

Nacido en la ciudad de Parma y hermano del también director Giuseppe, fallecido en 2012, la última cinta dirigida por Bertolucci fue “Io e te” (Yo y tú), basada en la novela homónima de Nicoló Ammaniti.

Inició su carrera como asistente de Pier Paolo Pasolini (1922-1975), quien era su vecino de casa, para después convertirse en guionista y finalmente en director cinematográfico.

Sus primeras cintas fueron dos cortos rodados en los años 50 y titulados “La muerte del cerdo” y “El teleférico”, mientras que en 1962 realizó su primer largometraje, llamado “La commare secca” (La comadre flaca), con guión de Pasolini.

Su segundo largometraje, rodado en 1964, fue “Prima della rivoluzione” (Antes de la revolución), aunque fue en 1970 con “Il conformista”, interpretado por Jean Louis Trintignat, que se dio a conocer.

La fama internacional, sin embargo, llegó con “El último tango en París”, interpretado por Marlon Brando y Maria Schneider, donde el sexo era visto como una respuesta al conformismo.

Esa cinta sufrió la censura en diversos países, entre ellos Italia, donde Bertolucci fue procesado por “ofensa al pudor” y le fueron retirados por cinco años sus derechos civiles, entre ellos el del voto.

El cineasta incrementó su fama mundial con la película “Novecento”, de 1976, interpretada por Robert De Niro, Gerard Depardieu, Donald Sutherland, Burt Lancaster, Stefania Sandrelli y Dominique Sanda, que relata la historia italiana del siglo XX.

En 1987 Bertolucci rodó “El último emperador”, una cinta que ganó nueve premios Oscar, entre ellos el dedicado a la mejor dirección, mientras que en 1990 dirigió “Té en el desierto”, basado en una novela de Paul Bowles, y en 1993 “El pequeño Buda”, interpretado por Keanu Reeves.

Algunas de sus últimas cintas fueron “The dreamers” en 2003, que relata la revolución cultural y sexual en el París de 1968, además de “Io ballo da sola” (1996) y “L’assedio” (1998).



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario