Local Estado


Recomiendan especialistas sana alimentación y deporte

Alimentos.Alimentos.

Autor:Consuelo López González   |    Publicacion:27-11-2018

+ + - -

El contacto del tejido epitelial, que cubre el estómago.

Monterrey, N.L.-El contacto del tejido epitelial, que cubre el estómago, con alimentos ricos en grasas o con alto contenido de conservadores, puede desencadenar un cáncer gástrico.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es la principal causa de muerte a nivel mundial, y entre los tipos de cáncer con mayor número de fallecimientos se encuentran el cáncer pulmonar, hepático, colorrectal, gástrico y de mama.
El jefe de la Unidad de Oncología, Adalberto Ramírez dijo que "anteriormente, este tipo de cáncer se diagnosticaba en personas de más de 60 años de edad, y actualmente se detecta a partir de los 50 años”.
Sin embargo, en poco más del 10 por ciento de los casos se presentan en población menor de 40 años de edad.
El especialista manifestó que los pacientes con cáncer estomacal llegan a consulta refiriendo tener gastritis o problemas digestivos por más de seis meses, sin lograr mejoría con tratamientos médicos.
Por ello, el especialista hizo hincapié en que los medicamentos prescritos para aliviar los problemas digestivos son eficaces, pero no surten efecto cuando se padece cáncer.
“Es importante evitar la automedicación y realizarse chequeos médicos con regularidad, el cáncer ocupa la tercera causa de muerte, después de la diabetes mellitus y las enfermedades cerebrovasculares”.
Presencia de Helicobacter pylori
La bacteria Helicobacter pylori vive cómodamente instalada en el estómago, probablemente en el de muchas personas que conozca o en el de usted mismo, pues tiene una alta prevalencia en nuestro medio.
Hasta 80 por ciento de los adultos mexicanos la tienen como huésped, donde prefieren la calidez de su mucosa gástrica.
La gran mayoría de la gente portadora no lo sabe, y difícilmente se dará cuenta a no ser que esta conchuda bacteria 'despierte', es decir que le ocasione una infección aguda y comience a experimentar molestias recurrentes.
De otra manera, el ser humano puede convivir con ella durante años sin ninguna manifestación.
Ernesto Santiago Luna, jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que el problema es que los primeros síntomas son similares a muchos tipos de gastritis.
En este sentido, la persona comenzará a navegar por tratamientos convencionales para la inflamación de la mucosa gástrica, ignorante de que el origen de la gastritis recurrente es la infección aguda por esta bacteria.
"Esta bacteria en ciertas condiciones favorece enfermedades cuando coincide con úlcera de estómago, con ciertos tipos de gastritis, y se sabe que favorece ciertos tipos de tumores en un pequeño porcentaje’’, dijo.
Luna explicó que la infección por esta bacteria detona ante ciertas condiciones: ingesta de medicamentos y algunas gastritis de otro origen.
Por su parte, Josefina Yoali Sánchez López, especialista del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS dio a conocer que 11 por ciento de las muertes en México son por cáncer y el de estómago representó la tercera causa de muerte por enfermedad oncológica en hombres, y la cuarta en mujeres (INEGI, 2016).
Por lo que son varios los factores que contribuyen al desarrollo del cáncer gástrico: genéticos, biológicos, ambientales y asociados a la dieta. Y uno de los principales factores de lesiones estomacales (benignas o malignas), es justamente la infección por la bacteria Helicobacter pylori.
Cómo tratarla
El diagnóstico más preciso de la infección aguda por Helicobacter pylori se obtiene por exploración endoscópica, la cual permite saber grado de las lesiones y ubicación; pero no es el único método.
“Hay pruebas en sangre, en heces y hasta en el aliento, que permiten la confirmación, aunque sin mayores detalles”, refirió Ernesto Santiago Luna.
Tras la confirmación del diagnóstico, el tratamiento de la infección aguda por Helicobacter pylori no es difícil de llevar: se basa en antibióticos y además se prescriben fármacos antiácidos específicos.
"Se lleva a la total erradicación, el paciente queda libre de la bacteria, si bien, es muy probable que dada la circulación de este agente infeccioso en nuestro medio... el paciente pueda volver a contagiarse en los siguientes años”.
"Uno de cada cinco a uno de cada tres pacientes que lograron erradicarla, la vuelven a tener", dijo. Los criterios para tratarlo de nueva cuenta estarán sujetos a la presencia de síntomas.
Es el mismo caso si la bacteria se descubre por casualidad, al hacer una endoscopía, y no hay síntoma alguno “se debe valorar la conveniencia de dar un tratamiento o no”, tanto por los efectos secundarios, como por esta latencia.
“Lo ideal es que el médico vea la condición de cada paciente en lo individual, su médico es el que mejor consejo le puede dar”, apuntó.
Prevención
Para prevenir el Cáncer de estómago es necesario llevar hábitos saludables de vida y adoptar medidas de higiene, son una forma natural de evitar infecciones gastrointestinales, entre ellas por Helicobacter pylori, por lo cual debe lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño; comer alimentos preparados higiénicamente y beber agua de fuentes limpias y seguras.
En caso de tener gastritis, especialmente la que se cura y regresa una y otra vez, indague con su médico y deje de auto medicarse. Los antiácidos son efectivos para paliar ciertos síntomas, pero no curan la infección por esta bacteria.
Asimismo, el especialista alerta ante síntomas como vómito, pérdida de peso, obrar negro, hemorragias, y cualquier manifestación de no respuesta al tratamiento requiere acudir a un especialista (gastroenterólogo) quien le indicará los estudios, un buen diagnóstico y el mejor tratamiento para decir adiós al huésped indeseable con todo y su riesgo de cáncer gástrico.
Importantes
Se necesita una dieta saludable
La tercera edición del reporte “Dieta, nutrición, actividad física y cáncer: una perspectiva global”, en el cual se analiza la relación entre esos importantes elementos del estilo de vida y el riesgo de desarrollar cáncer.
El Instituto Americano de Investigación del Cáncer (AICR) y el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer (WCRF) revisó datos de 51 millones de personas e incluye 3,5 millones de casos de cáncer en 17 sitios diferentes.
El informe se publica cada diez años y recoge toda la investigación que relaciona dieta y ejercicio con el cáncer y presenta diez prácticos consejos. Afirman los autores que quien siga esas recomendaciones tendrá un menor riesgo de desarrollar cáncer.
Un peso saludable
De acuerdo con el reporte, los estudios relacionan sobrepeso y obesidad con 12 tipos de cáncer, los cuales son hígado, ovario, próstata (avanzado), estómago (cardias o parte alta del estómago),
Alimentación sana
La mejor alimentación es la que se prepara diariamente, usando ingredientes frescos y naturales con abundancia de granos, menestras, frutas y vegetales. Además, se recomienda que las porciones deben ser pequeñas.
Actividad física diaria
Las personas sedentarias tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer. Lo recomendable es hacer treinta minutos diarios de actividad física vigorosa, combinando ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.
No comida chatarra
La evidencia científica que relaciona el consumo de comida chatarra y productos procesados con el cáncer es muy grande. Por su alto contenido de grasas y azúcares, causan obesidad y por ese mecanismo causan cáncer. Pero también, por alterar el metabolismo del azúcar y la insulina, causan cáncer del endometrio.
Las carnes rojas
El reporte es enfático en recomendar que la persona que desee disminuir su riesgo de cáncer debe limitar el consumo de las carnes rojas y los embutidos. Las carnes rojas pueden ser consumidas en pequeñas porciones una o dos veces por semana, y hay que evitar en lo posible el consumo de embutidos.
No bebidas azucaradas
Las bebidas azucaradas están fuertemente relacionadas al desarrollo del cáncer. La mejor bebida es el agua pura o el consumo de las antiguas bebidas caseras con pequeñas cantidades de azúcar.
Menos alcohol
Si uno quiere reducir el riesgo de cáncer, el consejo es no tomar alcohol. Si uno elige hacerlo, el hombre no debe tomar más de dos tragos, y la mujer un trago por día.

Sin suplementos
Esta es una recomendación que puede agarrarlo por sorpresa, amable lector, sobre todo si usted es de esas personas que se han dejado engañar por los comerciantes de multivitaminas y suplementos como el magnesio y otros minerales.

Lactancia materna
La lactancia materna por un mínimo de seis meses (recomendable
por dos años) es protectora contra el cáncer tanto para la madre como para el bebé. Las mujeres que lactan tiene menos riesgo de sufrir de cáncer de mama y los bebes que lactan tienen menos sobrepeso y obesidad.

 

 

 

 

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario