Legal


Se entrega al derecho con visi贸n social


Publicacion:26-11-2018

+ + - -

Candelario Maldonado Mart铆nez nace un 20 de mayo de 1980, es egresado de la Universidad Valle Continental de la Facultad de Ciencias Sociales.

 

De cara a desarrollarse en una profesión donde diera todo de si, con valores y entrega total por los menos favorecidos, fue por lo que el abogado Candelario Maldonado Martínez opta por desarrollarse como jurista.

Amante del bien común, este joven jurista, empresario, político y asesor legal, además de filántropo, quien realiza acciones sociales con sus asociaciones civiles, cita que el Derecho lo ha sido todo  para él, ello en pro de un mejor  desarrollo social y humano  en la vida.

Padre de familia amoroso, hijo fiel a los principios rectores del trabajo y el esfuerzo, se abre camino nuestro entrevistado desde muy chico, y ello aunque tenía el despacho familiar de su padre Candelario Maldonado, incursiona en varias facetas laborales distintas.

Llega a incursionar en la política, la hace de asesor legal, crea sus fundaciones  para poyar a las masas, y por que no decirlo,  llegar  hasta ser checa boletos y chofer de ruta urbana en su haber profesional, ello a fin de “tocar tierra” y sensibilizarse con la sociedad a la que desea tanto servir.

Candelario Maldonado Martínez nace un 20 de mayo de 1980 con estrella legal, es egresado de la Universidad Valle Continental de la Facultad de Ciencias Sociales y Derecho, cuenta con Maestría en Métodos Alternos en la Universidad Warden, además de que actualmente es Doctor en Dirección Estratégica en el Centro Universitario de Estudios Warden

Es actualmente también Director General del Despacho Maldonado y Asociados, el cual fue fundado desde hace 40 años por su padre Candelario Maldonado.

Él ha trabajado toda su vida  en el despacho familiar  desde los 14 años, pues fue la edad donde estuvo muy inquieto y su mamá le mandaba a la oficina de su papá.

“Desde siempre he trabajado, viéndome involucrado en temas legales, veía expedientes y de ahí una cosa me fue llevando a otra. Papá me enseñó a conciliar y no hacer complicado el derecho, yéndose siempre por el lado más práctico cuando hay una cuestión muy técnica o ya de otra manera la consensábamos con los mismos socios del despacho”.

“Empecé trabajando con él, quien fue Director General de toda la zona noreste de (ProLiver), es una compañía que no sé si aún viva, ellos mandaban abogados cuando uno chocaba, y depositaban la fianza de las compañías de seguros y te sacaban, entre los 14 y 17 años me mandaban ahí con los abogados y andaba para arriba y abajo”.

“Mi abuelo fue contador público, también tengo dos tíos que son abogados, y pues siempre tuve el ejemplo de lo legal. Desde muy chico yo me iba a trabajar a tránsito donde veía todo lo que tenía que ver con Derecho Penal especializado en asuntos viales, posteriormente trabajé como locutor en la regiomontana, cuando era estudiante estaba toda la noche operando y ahí me iba a la universidad”.

“Desde muy joven tuve la inquietud de cuestiones sociales, fuí boy scout, estuve en grupos de la iglesia, y siempre me ví inclinado a ayudar a quienes menos tienen y tratar de cambiar el entorno social viendo las problemáticas.

“Trabajé en muchas cosas, hasta de conductor en camión de ruta en la ruta Zaragoza, también fui inspector cuando tenía unos 17 años, cuando aprendí a manejar camiones de rutas en la ruta Zaragoza”.

“En aquel entonces estaba enamorado de una chava en la Linda Vista, estaba muy enamorado y ocupado de dinero, de ahí saqué dinero para salir, y así estuve de inspector. El hijo de un chofer de mi papá me ofreció el trabajo, ya estando ahí había un chofer que le decían el toro, yo sí sabía manejar, era inspector y tenía un Marquis del año, era el carro de la casa”.

“Era muy diferente porque era estándar de (doal), estuve unos tres días, fue muy divertido, era de andar en el centro hasta San Rafael”.

Su abuelo fue  Don Raúl Martínez Garza, fue tesorero de Monterrey y con Espinoza Sáenz quien fue Director de Tránsito de Monterrey, de  él, de su abuelo le nace el gusto por la  política.

“El significado de la política entre el conjunto de ayudar que desde niño siempre lo he tenido, y lo espiritual y la fe siempre me han hecho a que la voluntad jurídica siempre salga por delante por ser mi carrera”.

“He sacado de la cárcel a un montón de amigos, son las satisfacciones que te da la vida, así mismo también generas enemigos”.

Cada desarrollo que emprendió lo ha llevado a tener una visión de lo que sucede en el entorno social y en todas las clases sociales.

Sabe que todos los choferes traen tiempo, evaden baches, traen morralla, por lo que ves mucho del problema social y lo vas identificando y así lo ve con la gente, a donde hace actividades pro bonos, apoyos legales sin cobrar y un sin fin de actividades.

“Mientras estudiaba hacía de todo un poco, tuve en un tiempo un karaoke llamado El Brujo, y un día se nos ocurrió mientras estábamos en una campaña de (Karla Llarena) para Diputada y en una camioneta pusimos equipo de sonido, se nos ocurrió hacer un karaoke para serenatas, parábamos la camioneta afuera de la casa de una chava y el chavo le cantaba”.

“Yo viví una juventud muy padre, muy sana y dinámica, estando detrás del dinero no porque me obsesionara, sino porque siempre he tenido la estrella de tener la facilidad de trabajar y obtenerlo, mi padre nos inculcó que al flojo nunca lo acompaña la suerte, en base a esos lineamientos siempre he sido muy inquieto buscando ser mejor persona”.

Termina  su carrera a los 21 años, no se recibió sino  hasta los 24 años y ya no hizo  el trámite del examen de título, en ese inter, fue cuando empezó con la cuestión de la política de Karla Llarena cuando era diputada, en el 97.

Ya en el 2000 le  invitan a ayudarle al licenciado Humberto Lepe Lepe como delegado del PRI, yo era asistente de él y en ese año el PRI perdió todo, y cada quien para su lado.

“Ahí pude ver el partido estudiando los estatutos e ideología y esencia legal del partido, paralelamente trabajaba en el despacho viendo asuntos viales, divorcios voluntarios, cosas legales que son sencillas pero en aquel entonces, hacíamos de todo como ejecutivos mercantiles, pagares, trabajos para algunas compañías de seguros y algunas afianzadoras, siempre anduvimos cobrando”.

“Algo que me gusta mucho de mi trabajo es cuando un cliente se acerca por una deuda, normalmente o en muchos de los casos la contra parte se vuelve mi cliente porque vemos de qué manera siempre tratamos de resolver y no perjudicar”.

Ya en el año  2000 continúa con su despacho, y desde ese año hasta el 2006 hace puras actividades sociales con una asociación civil que se llamó Fuerza Siglo 21 que aún sigue vigente.

Y en esa asociación, la cual  empezó con un primo hermano suyo  hacían de todo: “Empezamos a participar dentro del PRI y con causas sociales y la litigada, yo siempre he trabajado en el despacho viendo clientes y asuntos, en la política siempre gane amistades y enemistades”.

“En el 2003 cuando estuvo Madero salió una convocatoria del PRI para ser Diputados Federales, me inscribí y por algunas cuestiones del destino me invitaron a ser candidato a regidor con el arquitecto Abel Guerra, me fui para allá y ha sido la única vez que el PRI ha tenido en Monterrey 5 regidores, fui el último en entrar, y entré por un suspiro, desde que llegué tenía compañeros que eran estilistas, sin hacerlos menos, pero el nivel de debate legislativo en ese momento era muy pobre”.

“Ahí aprendí a que se pueden hacer muchas cosas realmente si las quieres hacer, desde el punto de vista legislativo, una cosa es un funcionario público y otra cosa es un legislador como tal. A mí me dio mucha alegría seguir trabajando pues no había un impedimento para seguir litigando cuando era regidor, pues estaba bien al pendiente de comisiones y propuestas, recibí más de 6 mil gentes en dos años”.

Posteriormente le invitan a ser candidato a diputado local, lo acepta y pierde con una mujer que se llama Diana Gámez, y ha sido el mejor candidato en muchos años en ese distrito, fue una cuestión muy complicada emocionalmente, pero siempre litigando más en el despacho la materia penal.

Dentro de la cuestión legal le  han invitado a un sinfín de conferencias, cuando fue regidor fue a Cuba a representar a la ciudad de Monterrey y esto fue muy bello para él: “Fue padre, pues cuando llegamos a la Habana estaban todos hablando mal de estados Unidos, era un tema para hablar de las ciudades hermanas y todos en contra de EUA, tuve que hacer un discurso donde éramos ciudades hermanas”.

“Seguí estudiando, siempre he estado preparándome en cursos de mediación, uno como abogado siempre busca la mediación porque es más rápido de solucionar el tema económicamente y jurídicamente, cuando empezó el tema de los métodos alternos me invitaron a un curso, me metí y estuvo mi papá en ese tema, y después me invitaron a ser parte del consejo ciudadano de la procuraduría, yo representaba el tema de los mediadores. En ese inter se estaba empollando el sistema penal acusatorio y el sistema nacional, y me vi involucrado en el consejo ciudadano”.

“Después propuse que en mi despacho se convirtiera en un centro de Métodos Alternos, esto con la finalidad de brindar un servicio extra a nuestros clientes, es así como certifique el despacho, tenemos el espacio y actualmente estamos certificados como un centro de mediación y seguimos brindando apoyo y asesorías a quien lo necesita”

Su despacho actualmente esta ubicado en la calle Treviño 2421 Oriente en la Colonia Obrera donde se han desarrollado de manera magna en pro de sus clientes.

“Nos certificamos como Centro de Métodos Alternos, se viene toda la corriente del nuevo Sistema Penal Acusatorio, y ha sido muy complicado porque he ido a cursos y todo, pero no es lo mismo enfrentarte a eso. Los estudiantes actuales ya salen con todo ese conocimiento, los más grandes tuvimos que ponernos al corriente, era de aprendes o dejas de comer, entonces tuvimos a como se pudo, la fiscalía en ese entonces era la procuraduría, los fiscales y todos batallamos. Hoy los fiscales todos batallamos, lo jueces cada día son más técnicos y preparados, ya se ven más jueces mujeres que hombres, y no es lo mismo el sistema anterior donde litigabas con escrito, había careos y tenías acceso a platicar con el juez, hoy no sabes qué juez te va tocar, y que criterio tiene porque cada juez tiene un criterio diferente, aunque sea la misma ley, la interpretación es diferente”.

“Nos ha costado un poco de trabajo, siempre he dicho que, partiendo de un criterio, no hay ningún caso ganado, siempre hay un abogado mejor que uno, por eso es importante tener la preparación constante y estar asesorando”.

“Imagínate que hoy en día un defensor público que además de que gana muy bien, ve todos los días audiencia, y para uno como defensor particular que va una vez al mes tiene que estudiar mucho para poder entrar a juicios. Todas las audiencias las puedes llevar, pero ya un juicio tienes que ir mejor preparado para desvirtuar la situación o que no se muestre la duda razonable de la culpabilidad del acusado o al revés”.

Además dentro de este desarrollo se han diversificado por mejoras, como lo han hecho como profesional del derecho ante cambios en las ciencias legales.

“Fue empezar de menos cero, pues ha ido modificando y fuimos creciendo, todavía es fecha que a compañeros abogados contrarios los ha revocado el juez, que les preguntan si saben o no, y si no sabes vas para fuera”.

“Sí ha sido empezar de cero, y lógicamente son satisfacciones muy padres pues tienes que preparar tu discurso de apertura, tu discurso de conclusiones y antes era diferente, hoy es más humano y más técnico”.

“Hay muchos tratados, hablando de la materia penal que es donde más experiencia tengo, en el despacho también tenemos asuntos familiares y los divorcios también son orales, así como los ejecutivos mercantiles también son orales; es diferente la dinámica en algunas cosas en materia civil y familiar a lo penal, lo penal depende de la integridad civil de la persona y tienes que estar cien por ciento profesional en ese sentido”.

“Sí ha sido un gran aprendizaje, una satisfacción muy grande cuando sacas adelante un asunto que a mí me apasiona mucho en lo que hago”.

Por ejemplo algo que ha cambiado en el derecho es que  hay un nuevo modelo dentro del sistema oral que es el derecho penal privado, que consiste en algunos de los delitos, por ejemplo la difamación, el código marca que siempre que uno diga un hecho verdadero o falso que cause deshonra a una persona se puede denunciar con delito de difamación, lo más increíble es que no tienes que presentar una denuncia ni en el CODE ni en el Ministerio Público, puedes hacerle a tu abogado para que presente directo en audiencia con el juez de control sin tener ningún problema con la fiscalía, siempre y cuando se den los requisitos marcados por la ley, cada día va atendiendo a que te vuelvas tu mismo investigador privado.

“Hay un proyecto en México para darle al detective privado y que se contemple dentro de un juicio ya teniendo validez, el detective te traerá los elementos de prueba para la defensa o para la imputación”.

“Sería un perito, así como la policía ministerial que son investigadores de la fiscalía, uno como particular podría tener los servicios de un detective, todo eso va en pro a mejorar para generar más empleo siendo más profesionistas, es lo que se avecina en el tema legal, esto pasa también en empresas”.

Como abogado ha  habido casos que lo han marcado y los casos lo hacen cada vez crecer y amar más el derecho: “Sí, hay uno de un niño que tiene una discapacidad, que, si bien no fue oral, lo amarraron en un colegio particular, fue muy complicado sacar adelante ese asunto, sacamos justicia y que se disculparan ante la autoridad y el menor”.

“Lo amarraba su maestro, fue muy complicado pues el niño tiene una discapacidad, y técnicamente era complicado de demostrar la responsabilidad del maestro, poniéndolo de castigo. Cuando a mí me pasan el asunto el abogado que ya traía el asunto había fallecido, y cuando agarras un asunto que no traes la dinámica desde un principio tienes que cambiar por completo el juego como en el futbol”.

“Además he  visto accidentes viales muy fuertes también que me han impactado, lo que más me impactan son las cuestiones sexuales con menores, eso me duele mucho, no logras entender las situaciones de por qué será, y las cuestiones de violencia familiar básicamente, es lo que más impacta a uno”.

Hoy en día la carrera de derecho le ha dado más de lo que el esperaba, cada año ha sido una satisfacción, puede ver a lo mejor treinta asuntos al año, pero de esos 30, uno le marca con una satisfacción personal hablando del tema legal.

“Algo que me sucedió en el 2006 cuando perdió Abel Guerra fui con él pues muchos de mis compañeros se van a trabajar a Escobedo, y me dicen que le diga al Arqui que si me invita a Escobedo, cuando me acerco con Abel le platico y solo me preguntó si tenía mi carrera profesional terminada y mi título, a lo que me dijo que me pusiera a litigar, algo que yo ya sabía hacer. Desde ahí me quedo muy claro que no puedo combinar o trabajar para alguien, no puedo poner mi felicidad en manos de alguien más, más que lo que la misma carrera ha dado, y de ahí aprendí que entre más te vayas preparando tienes más experiencia”.

“Siempre he tratado de combinar la experiencia hoy en día, siendo cosas que tomo en cuenta con mi papá quien tiene mucha experiencia, y luego también con los socios del despacho, inclusive hay veces que tienen que contratar maestros para ver en asesorías un caso en específico y que se lleve a cabo”.

“Todo esto me queda claro que mi carrera lo que me da es que yo sé cuáles son las dolencias y necesidades que los sistemas jurídicos les duele, el día que yo sea legislador poder defender desde el punto de vista a quien le duele, pues hay fallas jurídicas o legislativas que les pegan a los jueces o al revés”.

“El que esté litigando hay veces que un diputado no sabe hacer una demanda o un escrito, o que no sepa que es un CODE, a lo mejor no sabe que hay necesidad de pagar los derechos cuando pides cosas certificadas, que son cosas que ayudaría a modificar las dolencias o necesidades del poder judicial y en este caos de la fiscalía”.

Es por ello que dentro de las recomendaciones más básicas que podría darle a los próximos egresados del derecho es que definitivamente deben de  seguir estudiando y prepararse para no dejar a un lado la moral que tanto se necesita, así como los valores que la necesidad tiene.

“Estamos distraídos por el tema de quien tiene más o ganas más o quien, es más, mi recomendación es que se viva la vida con gozo y respeto basado a esos principios y con la preparación constante se puede disfrutar la carrera. Muchas cosas se dan solas, pero si no te mueves no te llega”

Nombre.- Candelario Maldonado Martínez

Fecha de Nacimiento.- 20 de mayo de 1980

Padres.- Candelario Maldonado de la Garza y Diana Palmira Martínez

Hermanos.-  Raúl Maldonado, Alejandro Maldonado David Maldonado.

Hijos.- Maximiliano Maldonado y Candelario Maldonado

Esposa.- Sabrina Bruno

-Es egresado de la Universidad Valle Continental de la Facultad de Ciencias Sociales y Derecho, cuenta con Maestría en Métodos Alternos en la Universidad Warden, además de que actualmente es Doctor en Dirección Estratégica en el Centro Universitario de Estudios Warden

 



« El Porvenir/ Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario