Monitor Consolas y Videojuegos


Los videojuegos estrella se llevan en el bolsillo


Publicacion:08-01-2017

+ + - -

La cifra no debería extrañar a nadie, ya que convivimos a diario con ejemplos de la popularidad de este tipo de entretenimiento.

El mercado mundial de los videojuegos genera alrededor de 100.000 millones al año, según el diario estadounidense The Wall Street Journal. La cifra no debería extrañar a nadie, ya que convivimos a diario con ejemplos de la popularidad de este tipo de entretenimiento.

Lo primero que pensamos cuando nos hablan de videojuegos, eso sí, es en las tradicionales consolas o en el ordenador. Sin embargo, son los dispositivos móviles los que llevan la voz cantante en esta industria.

En el año 2016 las aplicaciones de juegos descargadas en tablets o smartphones generaron un volumen de 36.900 millones de dólares, casi 35.000 millones de euros. Por detrás, y a una distancia importante, se quedan los 31.900 millones de dólares (30.200 millones de euros) de los juegos para ordenador o los 30.800 millones de dólares (29.100 millones de euros) que generaron las videoconsolas tradicionales, según datos de Newzoo.

Sólo en los pocos días que van desde Navidad hasta fin de año los juegos para dispositivos móviles han generado casi 1.000 millones de dólares, 948 millones de euros, batiendo todas las marcas antes establecidas, según un estudio publicado por Sensor Tower.

Esas fechas son las más importantes para la industria. Papa Noel pasa por las casas de medio mundo con regalos que, en muchos casos, incluyen un nuevo teléfono móvil o una tableta más moderna. Lo primero que hacen los felices recipientes de esos regalos es descargar nuevos juegos para entretenerse. A esta circunstancia hay que sumarle que las vacaciones navideñas son el marco perfecto para los desarrolladores de apps, ya que la gente está en casa y tiene mucho más tiempo libre.

iOS manda

La eterna competencia entre Android e iOS, o entre Google y Apple, la lidera en este caso la firma de Cupertino. Los dispositivos con una manzanita en el reverso no son tan numerosos como los de su rival, pero dan mucho más réditos a los creadores de aplicaciones.

Sólo en la semana que va desde el día 25 de diciembre al día 31 de ese mismo mes, Apple ingresó 550 millones de dólares, 522 millones de euros, procedentes de las descargas en su Apple Store. Google, por su parte, se encontró con 400 millones de dólares, 380 millones de euros, en sus arcas por este mismo concepto.

Las cifras en este aspecto se han disparado en los dos últimos años. En 2014, Apple y Android se embolsaron 220 y 160 millones de dólares respectivamente, mientras que en 2015 los números comenzaban a crecer hasta los 400 y los 230 millones de dólares.

Caen las consolas

La popularidad de estos juegos para dispositivos móviles, que tienen un público objetivo mucho mayor por su sencillez, está afectando a las cifras de ventas de los videojuegos para las consolas tradicionales. Las líderes en este sector son la PlayStation, creada por Sony, y la Xbox, que comercializa y desarrolla Microsoft. Ambas compiten de forma especialmente encarnizada cuando llegan las fechas navideñas.

Los más impactados por esa competencia son, además, los estudios de videojuegos. Esta siendo una mala campaña navideña para ellos pese a que es el momento del año elegido para lanzar al mercado las mayores ofertas y los títulos más atractivos para los jugadores.

Activision, un monstruo valorado en más de 26.000 millones de euros, es uno de los pesos pesados de la industria de los videojuegos. En esta campaña de navidad han fiado gran parte de sus ingresos al debut del nuevo título de su saga estrella: Call of Duty. Con el lanzamiento de Infinity Warfare, la compañía de Santa Mónica pretendía repetir el exitazo de otros juegos de la saga como Modern Warfare II o Black Ops III. Sin embargo, el batacazo ha sido mayúsculo.

La potente maquinaria de márketing se puso en marcha hace mucho tiempo para garantizar que Infinity Warfare funcionara a pleno rendimiento. Anuncios, trailers… el juego incluso ha añadido como personajes a Kit Harington, que interpreta a Jon Snow en Juego de Tronos, o al nadador Michael Phelps. Pues ni así.

Las cifras de ventas de este título han sido un 50% más bajas que las de, por ejemplo, Black Ops III, que llegó al mercado en la campaña de navidad del año 2015. Este último título fue un bombazo y en sus primeros tres días en las tiendas llevó a las arcas del estudio estadounidense 550 millones de dólares, 523 millones de euros. Modern Warfare II, que salió al mercado en la época invernal del año 2009, en plena crisis, vendió 4,7 millones de copias en su primer día.

Activision no ha publicado los datos de ventas de Infinity Warfare, y eso ya indica que los números no son los esperados. Un mes después de su llegada al mercado la compañía sí anunció que el juego se había colocado en el primer lugar en ventas en tiendas físicas en Estados Unidos, pero sin ofrecer más datos.

Malos resultados

Call of Duty no ha sido el único gran lanzamiento que no ha dado los resultados esperados. En Reino Unido, uno de los grandes mercados, la segunda parte de Watch Dogs, tampoco está cumpliendo con las expectativas. El juego desarrollado por Ubisoft apenas vendió 80.000 copias en su primer día a la venta, después de que su predecesor alcanzara las 380.000 hace dos años.

Otra secuela, en este caso Titanfall 2, también ha decepcionado en su lanzamiento. El título creado por el gigante Electronic Arts, que capitaliza más de 23.000 millones de euros, ha vendido seis millones de copias y se ha quedado lejos de los nueve millones que había proyectado el estudio.

La decisión de la mayoría de estos desarrolladores ha sido rebajar el precio de venta, en muchos casos con descensos importantes. Así, no es difícil encontrar cualquiera de estos grandes éxitos, que salieron al mercado costando alrededor de 60 euros, por poco más de 40 euros en las grandes superficies o en marketplaces como Amazon.

Todos estos títulos, lanzados al mercado en las mismas fechas, están arañándose ventas unos a otros. La estrategia comercial de algunos estudios, como el mencionado Electronic Arts, de lanzar dos grandes apuestas no está resultando.

La firma californiana tiene en las tiendas el mentado Titanfall 2, además de la última edición de la exitosa saga Battlefield. Ambos son shooters, están destinados a un público similar y tienen un precio elevado, por lo que parece difícil que un mismo usuario se lleve a casa ambos.

El Fifa, inmune

El único juego que se salva año tras año es el Fifa. La popular saga de fútbol, que comercializa Electronic Arts, suele salir a la venta en el mes de septiembre, pero su tirón es tal que sigue ocupando los primeros puestos de venta pese a la competencia navideña.

En España es el juego más vendido del mes de diciembre en Game, una de las cadenas de establecimientos especializados más importantes de nuestro país. El Fifa 17 ya fue número uno también en octubre, y en noviembre se quedó en cuarta posición empujado por el lanzamiento de los primeros títulos navideños.

Entre los mas vendidos en Navidad también están las dos versiones de Pokemón, Sol y Luna, en la segunda y la sexta posición, además de Grand Theft Auto V, Call of Duty: Infinity Warfare, Watch Dogs 2 o Final Fantasy XV.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario