Legal


Hace del derecho una vocación de servicio


Publicacion:12-11-2018

+ + - -

Por su padre Armando Estrada Cruz conoció el derecho y aunque su progenitor ejercía poco la carrera le valió para que se enamorara de la carrera.

 

Amante del bien del común, de evitar las injusticias en la sociedad, Edgar Estrada Navarro hace del derecho una vocación del servicio.

Hijo de una familia de comerciantes, desde muy pequeño conoció el amor por el trabajo, el ganarse el pan con el sudor de su frente, ser responsable y ver por los demás siempre.

Por su padre Armando Estrada Cruz  conoció el derecho y aunque su progenitor  ejercía poco  la carrera, solo de manera muy particular,  en casos muy íntimos, esto le valió para que nuestro entrevistado se enamorara de la carrera.

Y no solo ello, con esta cultura del trabajo del esfuerzo constante logra abrazar el derecho, el comercio y ser empresario regio, con oportunidades de desarrollo y crecimiento en cada faceta de su vida.

Nuestro jurista nace un 6 de Julio del 1968, es egresado de la ‘honorable’ Facultad de Derecho y Ciencias Jurídicas de la UANL y desde siempre se ha desarrollado por una cultura de hacer el bien y ver por los demás.

 “Amé la carrera primeramente, porque mi padre, el Licenciado Armando Estrada es abogado, prácticamente te puedo decir que es el pilar de que yo tomara esta decisión de ser abogado. Él se dedicaba más al comercio, de hecho, su vida la entró al comercio muchos años; él litigaba en cuestiones familiares y personales, ayudó mucho a su familia”.

“Y es que siendo mi padre lo tuve en un concepto muy elevado, a mí me gustó mucho que supiera defenderse a sí mismo y además a sus familiares, por li mismo quise estudiar esa carrera porque me gustaría conocer y defenderme; fue la admiración propia hacia mi padre”.

“Yo nunca esperé la respuesta que él me dio, me dijo “tú estudia lo que tú quieras, pero estudia una carrera”. Cuando estaba joven en la prepa de la UDEM, yo pensé que cuando le fuera a compartir a mi papá iba a estar contento de la decisión, pero él prácticamente me apoyó para adelante”.

Y es que siempre le  ha gustado el derecho, se  puse a estudiar y le interesaba más y más e ámbito de lo que es el derecho civil, porque es el más amplio y donde ve uno  personas, familias, bienes,  que es muy bonito.

“Pero cuando yo era joven, que era un adolescente, a mí me gustaba la mecánica automotriz, y mi padre y mi madre me impulsaron a estudiar la carrera técnica en mecánica automotriz. Fue de la escuela electrónica Monterrey, una de las mejores, en esa generación estudie simultánea a la carrera de Derecho, aquí en la escuela electrónica fueron dos años, me acuerdo que fue del año 88 al noventa, prácticamente estudie a la par”.

“Cuando yo le compartí a mis padres que también quería estudiar la carrera de Mecánico Automotriz me dijeron que no iba a poder por la cuestión de horarios, pues en la UDEM era un horario quebrado, mi papá me recomendó irme a la UANL para poder estudiar las dos, no me lo tuvo que decir dos veces, fui a pedir informes y así fue, mis padres me impulsaron a eso”.

Dicho ello en la facultad era de 7 de la mañana a las 10 de la mañana  a veces su padre  lo llevaba, y era una buena experiencia el también andar en camión.

“En la escuela técnica había opción de horario variable, yo lo que hacía era salir a las 9 de la mañana de la UANL y me iba a los negocios de zapatería de mi padre, y alrededor de las 5 me iba a la escuela porque tenía clase de 6 a 7:30 o a 8, y después de ahí me iba al gimnasio”.

“Así es que me gusta más lo civil, me ha tocado ver asuntos de cuestiones de tierra, asuntos familiares como lo es divorcios, juicios de prescripción adquisitiva, en la materia mercantil también veo la cuestión de los cobros de documentos, también los títulos ejecutivos como pagares, letras de cambio y cheques”.

“Por áreas del destino andar en el área de jurídica penal, aunque no es muy de mi agrado, pero la misma necesidad de las empresas que me contrataron me hicieron tomarla”.

Es de subrayara que en sus inicios, en la firma jurídica que ahora forma  con sus hermanos: Armando Estrada Navarro, Ingeniero y Maestro en Evaluación; Diana Mireya Estrada, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y perito evaluador en obras de arte entre otras áreas; el Licenciado Marcelo Estrada que es Corredor Público y también valuador ven de todo en el despacho y de manera integral.

“Somos quienes formamos la firma jurídica Estrada Navarro y Asociados, somos además de una firma jurídica, una firma valuatoria que funciona como un agregado”.

“La firma Estada Navarro y Asociados se funda en el año 1998, con fundadores iniciales como mi padre Armando Estrada Cruz, y mi hermano Marcelo Estrada Navarro y un servidor, iniciamos picando piedra, mi padre nos asesoró mucho en la situación de que es muy difícil empezar un despacho, aceptamos el reto, fueron años difíciles ero aprendimos a abrirnos puertas”.

“Después puedo decir que simultáneamente vino la idea de ser peritos oficiales porque los abogados siempre requerían en cuestiones de sus asuntos legales a peritos expertos en materias en específico, en ese momento a mí se me ocurrió ya teniendo el título de técnico mecánico automotriz el darme de alta como perito mecánico, en esa época mi hermano Marcelo obtiene el nombramiento como perito traductor en inglés, pasan los años, siendo hace 20 años, hemos ido incursionando al grado de que aparte de tener esta instrucciones de abogado, también tengo la maestría en valuación mobiliaria, y hace algunos dos meses terminé la maestría en valuación de (tangibles) porque como firma jurídica queremos darle a nuestros clientes lo que necesitan en el momento y le época adecuada, significa que hace 20 años no se ocupaba una cedula profesional para ser valuador, en la actualidad para ser un valuador certificado necesitas una cedula, nosotros nos hemos ido adecuado a estas circunstancias, y como queremos estar en el mercado manejamos asuntos jurídicos pero nuestro fuerte actualmente es la valuación”.

Este tipo de desarrollo legal y la combinación que aplican en el despacho es más preventivo que reactivo  y como experto en derecho si no lo describe.

“Si es preventivo es cuando cualquier persona que tenga una propiedad quiere vender un inmueble y quiere saber cuánto vale, por lo que nos contratan a nosotros para hacer ese tipo de evaluación que se llama (avalúo defensa comercial), donde uno tiene una propiedad y le hacemos la inspección, análisis relativo y en unas semanas entregamos el dictamen, y en ese dictamen tú ya tienes un valor comercial de tu inmueble, es algo preventivo, pues queremos evitar vender una propiedad a precio bajo o sobrevaluarla y no venderla”.

“Ahora, en cuestión del ámbito jurídico, que es muy interesante y bonito, en el ámbito jurídico nosotros somos nombrados por el tribunal superior de justicia a través de los jueces cuando se requiere un perito tercero en discordia, pero también nos da la carta abierta para poder actuar como peritos de las partes sea protectora o parte demandada”.

“Y es que a mi me tocó a mí estar presente en una pericial que se realizó no en área de evaluación, sino en el tránsito terrestre, es un área muy bonita y habla la cuestión de las causales que generan un accidente, como un accidente vial, tienes que ver trayectorias y demás, me empecé a encausar en ese tipo de asunto, ello en el año 2001 me tocó ser perito en un asunto penal vial muy serio y me tocó ser perito del juzgador”.

“Otro acontecimiento fue cuando nos tocó valuar muchas obras de arte con mi hermana, yo también las evalúo, en estos 20 años hemos ido evolucionando”.

Dicho lo anterior estas experiencias lo marcan en el sentido de abrir panorama y tener que capacitarse mejor a un mundo distinto.

Ya que aquí lo que te abre es el vivir lo que estudiaste o viste desde chavo.

“En cada experiencia aprendí mejor, con las obras de arte de Diego Rivera en los libros o en alguna subasta donde la ofertan a un millón y medio de dólares, cuando los ves físicamente te asombras de ver la belleza del mismo, tener obras de grandes maestros en mis manos y valuarlas al día, porque también el mercado del arte es muy fluctuante, no porque hace una década te hayas comprado un cuadro de Diego Rivera en un millón y medio no quiere decir que ahorita valga lo mismo, puede ser que ahorita valga lo mismo, puede que ahora esté más alto o más abajo ya dependiendo de la oferta y la demanda”.

“Asumo así los  mejores tips  para crecer, como lo es que  aquellas personas que quieran o pretendan estudiar la carrera de abogado, tiene un abanico muy amplio de desarrollo, independientemente de que el derecho se divida en muchas ramas, además de eso hay aún un abanico más grande como ser notarios públicos, corredores públicos, valuadores”.

“Yo me voy a lo que hemos vivido como firma jurídica evaluatoria, que nos ha servido la experiencia de ser abogados para poder fungir como peritos valuadores, entiéndase el proceso, las necesidades del abogado y cliente y se ellos sentirán más confianza”.

“Un abogado tiene muchísimo campo de desarrollo, pero lo importante es amar la carrera para poderle sacar el máximo provecho y siempre dedicarse a lo que uno le gusta y que además disfrutes y se te pague por ello”.

Esta visión de ser cada vez mejor en la vida la aprendió desde muy joven de grandes metros que lo marcaron, porque este aprendió en cada paso, desde ver la carrera judicial, conocer mejor el derecho y no claudicar ante las adversidades.

“Recuerdo al maestro Raúl Araiza, nos decía que el Derecho siempre iba a prevalecer sobre la verdad, nos decía que nos mantuviéramos rectos como litigantes, me dejó muy marcado, ya cuando estás en el ámbito de la litigada te das cuenta de que efectivamente tiene razón, aunque tú apliques ciertas estrategias legales, siempre va a relucir”.

Empero desde muy joven empezó a laborar en el derecho, de hecho  tuvo la oportunidad de combinar la teoría con la practica y dado que la universidad la UANL vía el  servicio social le  tocó a él  trabajar como en las prácticas y como meritorio en el juzgado cuarto civil.

Ello  cuando estaban en el edificio antiguo de penitenciaría donde están los juzgados penales de Monterrey.

“Ahí estaba el juzgado cuarto de lo civil, estuve en archivo me tocó ser parte del acomodo de los expedientes cuando estaban todos tirados en el sótano y acomodar los expedientes como un libro, eso te abre los ojos al estar ya en la práctica”.

“La misma universidad me dio la  asignación de estar en el juzgado cuarto civil del estado de Nuevo León y ahí empecé, termino mi servicio social y me voy a trabajar a una empresa como abogado corporativo, el nombre de la empresa es grupo las águilas de mi primo Alfredo Estrada navarro que también es abogado, me da la oportunidad de hacer prácticas y pagarme ya como un abogado que me iniciaba en eso y aprendí bastante, después de ahí brinqué a trabajar a gobierno en Fomerrey del año 94 al 98 que fue cuando hubo cambio de gobierno y a partir de ahí fue cuando empezamos la firma jurídica”.

“Además estuve como auxiliar en el departamento jurídico y posteriormente me tocó ser jefe de la unidad de atención al público, recibí a toda la gente, tenía auxiliares pero me tocó mucho la época de los famosos líderes que abusaban mucho de la gente que les pedían dinero, y tuve trato con ellos atendiéndolos de una manera correcta y después de que yo salgo de ahí me entero que como hubo cambio de gobierno pusieron una agencia de ministerio público para que la misma gente que se

sintiera dolida por esos líderes que los robaba pues pusieran sus denuncias, querían proteger a las personas”.

Así es que vio de todo, ello donde la gente para tener una propiedad no te estuvieran pidiendo dinero la gente que se dicen ser líderes, ellos como jurídico de Fomerrey habrían de ver por ellos, y evitar estas injusticias.

“Bajo qué dirección de quién en Fomerrey, entré cuando estaba el contador Isaías Álvarez y después vino una transición y entró el Licenciado Humberto Cervantes Vega, cuando estuvo el licenciado es cuando duré no me acuerdo cuanto tiempo y hubo otro cambio”.

“Ya cuando termina el licenciado Humberto Cervantes Vega es cuando yo ya me retiro antes de que me retiren, luego me voy a la IP, con  Las Águilas, un desarrollo habitacional, ahí fue muy interesante porque yo no tenía ninguna experiencia en la rama inmobiliaria, ahí conocí contratos de compraventa de inmuebles, conocí los trámites que se tienen que realizar ante desarrollo urbano, como se genera un orden de escrituración, estar pendiente a la escrituración de los inmuebles ya pactándose el precio, me tocó tener contacto con los clientes e inclusive, y otra cosa interesante es como todo negocio tenía gente que eles debía, me tocó a mí también supervisar abogados externos porque nosotros como equipo legal del corporativo no nos metíamos a litigar, sino que teníamos abogados externos y nosotros los auditábamos”.

Tablita

Nombre.-  Edgar Estrada Navarro

Fecha de Nacimiento.- 6 de Julio del 1968,

Padres: Armando Estrada Cruz y Esther Navarro Rodríguez.

Esposa: Bady Hilario

Hijos: Viktoria Estrada Hilario y Elena Estrada Hilario

-Es egresado de la ‘honorable’ Facultad de Derecho y Ciencias Jurídicas de la UANL



« Alberto Medina Espinosa y Alejandro Ramírez / Legal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario