Local


Acusan hoteleros a diputados y gobierno


Publicacion:03-01-2017

TAGS: ElBronco, NuevoLeon, CongresoLocal, PAN, PRI, Tenencia, Predial, ImpuestoSobreHospedaje

+ + - -

Los acusan de querer cobrar “los platos rotos” de la reducción de ingresos a los casinos.

La Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento, (AEIJA) acusó al gobierno y al Congreso del Estado de querer cobrar “los platos rotos” de la reducción de ingresos a los casinos.

 

Y que por ese motivo aprobaron el incremento del 10 por ciento al impuesto a las casas de apuestas.

 

Por tal motivo, exigió una reunión urgente con diputados, gobierno y los integrantes de la Asociación para poder llegar a una solución.

 

Lo anterior con el objetivo único de no afectar a los trabajadores y empleos que otorga esta rama.

 

“Pedimos diálogo con los diputados de Nuevo León para la realización de mesas de trabajo con el objetivo de encontrar soluciones justas e integrales en las que participen empleados, economistas, asociaciones, empresarios y especialistas en salud” dijo Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación.

 

De acuerdo con la Asociación, en Nuevo León operan 21 casinos que dan empleo a 20 mil personas y que pagan impuestos como el IEPS, a Segob, premios al Estado, retención sobre premios, ISR, ISN, además de pagar IMSS e INFONAVIT para sus trabajadores.

 

Y señalaron que al momento de aprobar el Paquete Fiscal del 2017 el trato que le dieron a las casas de apuesta no fue el mejor.

 

Ya que fue muy diferente a otros sitios de entretenimiento tal es el caso de la loterías o los negocios que expenden maquinas tragamonedas.

 

“La Asociación consideramos injusto que el trato a los casinos sea diferente a otros sitios de entretenimiento y que a pesar de su difusión, que las apuestas en línea no hayan sido reguladas aún, así como loterías y máquinas ilegales”.

 

“Que el congreso no tenga un plan de austeridad ni reduzca su presupuesto de 200 millones de pesos a 100 millones”, expresaron.

 

El pasado 8 de diciembre del año pasado decenas de trabajadores de casinos protestaron afuera del Congreso del Estado para exigir que no se apruebe el impuesto del 10 por ciento al consumo en casinos, porque ello pondría en riesgo sus empleos.

 

Raúl Valle, coordinador de la zona noreste de trabajadores de casinos, dijo que si el impuesto se aplica, se perderán, sólo de inicio, 2 ó 3 mil empleos y algunos centros de apuestas dejarían de operar.



« El Porvenir/Jorge Maldonado »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario