Monitor Redes Sociales


Conoce al cazador de "Trolls" de Facebook


Publicacion:06-09-2018

+ + - -

Nathaniel Gleicher se encarga de unir a los equipos de seguridad, políticas y abogados de Facebook para hacer un frente unificado contra la desinformación.

Nathaniel Gleicher bien puede tener el trabajo más difícil en tecnología en este momento.

Gleicher, un exfiscal del Departamento de Justicia, se le ha asignado la difícil tarea de librar a Facebook de trolls extranjeros y campañas de desinformación estatales del tipo que causó estragos en las elecciones presidenciales de 2016, y amenazan con hacer lo mismo en noviembre.

Él enfatiza que este es un esfuerzo de toda la compañía, y que no es tarea fácil. Con más de 2,000 millones de usuarios en todo el mundo, descubrir a los malos actores es como encontrar una aguja en un pajar, dijo Gleicher a CNN durante su primera entrevista frente a cámaras desde que asumió el cargo en enero. Pero él está decidido a encontrarlos.

Sentado en uno de los muchos edificios en el amplio campus de Facebook en Menlo Park, California, la semana pasada, Gleicher hizo hincapié en la importancia de hacerlo bien.

"El debate público, las elecciones abiertas son la piedra angular de la democracia", dijo a CNN. "No hay nada más importante que esto. Esta es nuestra principal prioridad y sin duda es mi más alta prioridad".

Sería difícil exagerar la importancia del trabajo que Facebook confió a Gleicher y su equipo. La compañía ha enfrentado una crisis existencial en los dos años desde que Donald Trump ganó la presidencia. La comunidad de inteligencia de Estados Unidos ha dejado en claro que Rusia explotó Facebook, Twitter y otras plataformas de medios sociales en una elaborada campaña para sembrar la discordia en Estados Unidos y luego intentar influir en las elecciones presidenciales de 2016.

Después de algunos años de enjuiciar crímenes cibernéticos en el Departamento de Justicia, Gleicher sirvió en el Consejo de Seguridad Nacional del presidente Obama. Su trabajo anterior como científico informático y abogado le da una ventaja para navegar por la tecnología y los ámbitos políticos y ayudar a que esos dos mundos se entiendan entre sí.

Gleicher dijo que su mayor trabajo en Facebook es unir a los equipos de seguridad, políticas y legales de la compañía para hacer un frente unificado contra la desinformación. "Hay muchas personas diferentes de diferentes lugares de la compañía que necesitan trabajar juntas para combatir esto", dijo a CNN. En 2016, Facebook no adoptó un enfoque integral para combatir la desinformación. La esperanza es que este cambio haga la diferencia.

Lecciones de 2016

La idea de que los trolls rusos podrían amasar cientos de miles de seguidores estadounidenses en Facebook, apuntarlos con publicidad y pagar por ello en rublos sorprendió tanto a compañías tecnológicas como a Facebook y al gobierno estadounidense.

Gleicher tiene la ventaja de haber subido a bordo a principios de este año, y por lo tanto no tiene que responder por los errores previos de la compañía.

Él parece tener una comprensión firme de las implicaciones sociales, políticas y culturales de todo lo que hace Facebook. A pesar del desempeño del CEO, Mark Zuckerberg, durante una audiencia en el Congreso en abril, en el pasado ha sido reacio o incapaz de comprender el profundo impacto que tiene Facebook en el mundo.

No ayudó que, en los días posteriores a las elecciones presidenciales de 2016, Zuckerberg descartara como "loca" cualquier sugerencia de que la desinformación en Facebook podría haber influido en las elecciones. Desde entonces ha dicho que lamenta haber hecho esos comentarios, y la compañía ha pasado gran parte del año pasado tratando de demostrar que comprende el problema.

Gleicher le dijo a CNN que, aunque Facebook siempre ha tenido una operación robusta de seguridad de datos, hasta hace poco se había enfocado en " amenazas tradicionales", como hackers que roban las contraseñas de los usuarios. La compañía, dijo, no estaba preparada para la manipulación rusa de información en su plataforma.

"Las operaciones de información son un nuevo tipo de amenaza", dijo. "Hemos dicho que no fuimos lo suficientemente rápidos para identificar esto. Sabemos que otros han tenido muchos problemas para identificarlo e identificar nuevos tipos de amenazas".

Como señaló Gleicher, Facebook no estaba solo. El gobierno federal tampoco estaba preparado para la embestida de las cuentas falsas y la desinformación que plagaron a Facebook, Twitter y otras plataformas de medios sociales antes de las elecciones presidenciales de 2016.El exdirector de la CIA, Michael Hayden, comparó una vez los errores de la comunidad de inteligencia con las fallas que llevaron a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Aunque el gobierno de EU observó las campañas de desinformación rusas en las redes sociales durante la revolución en Ucrania en 2014, e incluso envió equipos a ese país para ayudar a contrarrestarlos, no creía que esos intentos de desinformación fueran efectivos contra el país, dijo Hayden a CNN a principios de este año.

Parte del desafío radica en el hecho de que el gobierno federal no tiene una sola agencia responsable de enfrentar la guerra de la información. Los funcionarios de inteligencia promocionaron su enfoque coordinado de la seguridad electoral en un informe de la Casa Blanca el mes pasado, pero es demasiado pronto para saber qué tan exitoso ha sido ese esfuerzo.

El movimiento de Facebook para coordinar sus propios esfuerzos bajo Gleicher, sin embargo, ha dado lugar a algunas victorias públicas.

Malos actores

A fines del mes pasado, Facebook anunció que había eliminado 652 páginas, cuentas y grupos que identificó como parte de una campaña de desinformación coordinada que se originó en Irán y se dirigió a países de todo el mundo. También encontró páginas de noticias conectadas a Rusia.

Facebook dijo que la campaña que se originó en Irán incluyó 254 páginas de Facebook y 116 cuentas de Instagram que juntas acumularon más de 1 millón de seguidores. (Facebook es dueño de Instagram) Los responsables de crear las páginas gastaron más de 12,000 dólares en anuncios entre 2012 y 2017, añadió la empresa.

Ese anuncio se produjo un mes después de que Facebook dijera que había desmantelado una red de cuentas dirigidas a estadounidenses con desinformación y, en algunos casos, organizando eventos políticos en ciudades estadounidenses. La compañía dijo que sospechaba que esas cuentas se originaron en Rusia, pero no pudo probarlo.

El nuevo enfoque proactivo y transparente de Facebook para erradicar la intromisión extranjera se ha ganado elogios cautelosos de algunos de los críticos de la compañía, incluido el senador Mark Warner, el líder demócrata en el Comité de Inteligencia del Senado. Warner dijo el mes pasado que estaba "animado de ver a Facebook tomar medidas para deshacerse de estos malos actores de sus plataformas", pero dijo que aún queda mucho trabajo por hacer.

Aunque los malvados detrás de la campaña descubierta en julio usaron tácticas similares a las empleadas por la Agencia de Investigación de Internet respaldada por el Kremlin en 2016, Gleicher dijo a CNN que los esfuerzos de los malos actores se han vuelto más sofisticados. Por ejemplo, los trolls usaban redes privadas virtuales para enmascarar su ubicación y usaban teléfonos celulares que no estaban vinculados a un país específico. "Ellos estaban tomando medidas disciplinarias para hacerse más difíciles de identificar", dijo.

Facebook y el activismo moderno

Al equilibrar la necesidad de eliminar la desinformación con el deseo de fomentar el debate y la discusión, se subraya uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las plataformas. "Una vez que se encuentran [campañas de desinformación], la sociedad en su conjunto se enfrenta a una elección", dijo. "¿Cómo distingues y cómo actúas sobre el comportamiento nefasto e inauténtico sin dañar el activismo legítimo?"

Aunque los términos y condiciones de Facebook requieren que los usuarios proporcionen su verdadera identidad en sus perfiles, los usuarios de Facebook no pueden ver quién está detrás de la mayoría de las páginas que les "gustan". Este anonimato protege a los activistas que pueden temer legítimamente por su seguridad, y fue instrumental en movimientos de justicia social como la Primavera Árabe. Pero el anonimato también permite que organizaciones como la Agencia de Investigación de Internet hagan su trabajo casi con total impunidad.

"Yo diría que el anonimato es un componente esencial del debate público", dijo Gleicher. "A medida que trabajamos en la lucha contra los malos comportamientos y los malos actores de esta manera, estamos pensando continuamente, '¿Cuáles son las consecuencias que esto podría tener para los defensores?' y, '¿Cómo nos aseguramos de que nos centremos en los actores perjudiciales y de que no estamos estableciendo barreras que impidan que los defensores se comprometan?'

Gleicher ha estado lidiando con estos problemas por un tiempo. Hace una década, cuando estaba en Yale, escribió un artículo académico sobre el debate en torno al discurso en línea anónimo.

2020
Las elecciones intermedias están a solo dos meses de distancia, y 2020 espera más allá. No todos están convencidos de que esas elecciones puedan salvaguardarse, y Gleicher no descartaría la posibilidad de que Facebook desmantele aún más campañas extranjeras de desinformación en las próximas semanas.

Pero él sigue teniendo la cautelosa esperanza de que los esfuerzos de Facebook, junto con pasos similares de otras plataformas, investigadores independientes y agencias gubernamentales, podrían ayudar a evitar que se repita otro 2016. Es una tarea poco envidiable, y Gleicher reconoce que no será fácil. "No hay balas de plata aquí", dijo.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario