SabiasQue


Introdujo Angelina Muñiz mística sefaradí en literatura mexicana


Publicacion:01-01-2017

TAGS: LiteraturaMexicana, AngelinaMuñiz, Escritora, Investigacion, Poesia, Ensayo

+ + - -

La narradora mexicana llegó a 80 años.

México.- Nació en Francia pero desde 1954 optó por la nacionalidad mexicana, y desde entonces la escritora Angelina Muñiz-Huberman ha destacado en el ámbito literario y en el de la investigación.

El pasado jueves cumplió 80 años la traductora, ensayista, poeta y narradora, quien como hija de una familia de exiliados españoles que dejaron su patria a raíz de la Guerra Civil, ha hecho de la memoria y el problema de la identidad uno de los ejes de su obra.

El otro, destacan los conocedores de su obra, es el tema de la mujer en situaciones extremas, sin límite de temas, “pues los trasciende sin reducirse a una visión femenina del mundo”.

Así, exilio, muerte, guerra, amor, memoria, aventura, caballería, esoterismo, mitos, la Biblia, ambigüedad de las emociones y las pasiones ocultas, son constantes en la escritura de esta autora que introdujo la novela neohistórica y la mística sefaradí en la literatura mexicana.

De acuerdo con información difundida por la Secretaría de Cultura federal, en ocasión de su onomástico, la escritora ha sabido entrelazar en su obra las teorías filosóficas con la experiencia y el conocimiento.

Ganadora del Premio Xavier Villaurrutia, en 1985, Muñiz Huberman es conocida por obras como “Huerto cerrado, huerto sellado” y “Dulcinea encantada”.

Angelina Muñiz nació Hyères, Francia, el 29 de diciembre de 1936, llegó a México con el exilio español y aquí realizó sus estudios. Obtuvo el doctorado en Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en Lenguas romances en la Universidad de Pennsylvania y City University of New York.

También realizó cursos de Filología y Literatura en El Colegio de México. Está casada con el científico judeo-mexicano Alberto Huberman.

Desde 1975 es catedrática de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM.

Sobre su faceta de escritora, alguna vez ha dicho que para ella es como una diversión.

“Escribir es irte quitando tabúes. Quería que mis primeras novelas no fueran autobiográficas, ‘Dulcinea encantada' es confesional; da lo mismo si esas cosas me pasaron o no, lo importante es la confesión”, ha dicho.

Colaboradora en importantes medios de comunicación, Muñiz ha confesado además que para realizar sus obras pasa por etapas “Una vez que encuentro el terreno poético me da miedo quedarme encerrada en él. Escribir es un gozo y una aceptada rebeldía que implica transgresión”.

Merecedora del Premio Magda Donato en 1972, por la publicación de su obra “Morada interior”, Muñiz también ha sido becaria de El Colegio de México y la Embajada de Estados Unidos en 1958; además del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (1991).

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (1994-2000 y 2004), fue ganadora de la Medalla Jerusalén en 1975; Medalla por Comisiones Dictaminadoras de la UNAM 1979, y la Medalla Novi Lux Orbis Quater Saecularis Anima Patriae de la máxima casa de estudios (1981).

Entre las numerosas distinciones de ha recibido la escritora también figuran Premio Internacional Fernando Jeno (1988); Premio Internacional de Novela Sor Juana Inés de la Cruz (1993); y el Premio Universidad Nacional en Creación Artística y Extensión de la Cultura 2003, entre otros.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario