Internacional Medio Oriente


Netanyahu obligado a responder a Polic铆a


Publicacion:13-06-2018

+ + - -

Por otro caso de corrupci贸n

 

Jerusalén.- La Policía interrogó al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sobre las supuestas irregularidades en la compra de submarinos y embarcaciones navales a un astillero alemán, en la que están involucrados varios de sus colaboradores cercanos. 

Pese a que Netanyahu no ha sido declarado sospechoso en este caso de corrupción, los investigadores de la Policía lo interrogaron durante cinco horas, por primera vez sobre la controvertida adquisición de submarinos, denominada oficialmente como “Caso 3000”.

El "asunto submarino" gira en torno a un presunto acto de corrupción, en torno a un acuerdo de dos mil millones de dólares para comprar submarinos y otras embarcaciones navales del astillero alemán ThyssenKrupp, transacciones en las que varios colaboradores cercanos de Netanyahu han sido implicados.

En un comunicado, la Oficina del Primer Ministro informó esta tarde que Netanyahu brindó testimonio sobre el “Caso 3000”, detallando las consideraciones profesionales que guiaron en la toma de decisiones sobre la compra de los submarinos y su repercusión nacional.

“El primer ministro celebra esta oportunidad de aclarar el panorama completo y poner fin de una vez por todas a las falsas afirmaciones hechas contra él por otros políticos", destacó la declaración oficial, según un reporte del sitio Ynetnews.

La Policía investiga supuestos sobornos cometidos durante la compra de submarinos y barcos para la Armada al astillero alemán ThyssenKrupp, operación en la que se ha involucrado a abogados y familiares del primer ministro y el ex jefe de su Oficina, David Sharan.

Netanyahu también fue interrogado este martes en su residencia como sospechosos en el llamado “Caso 4000” de corrupción, relacionado con el gigante de telecomunicaciones Bezeq, en el que también están involucrados su esposa, Sara, y su hijo, Yair Netanyahu.

Al igual que en su primer interrogatorio, en marzo pasado, el jefe de gobierno israelí fue confrontado sobre las declaraciones de Nir Hefetz, un antiguo asesor de medios de Netanyahu, que testificó en su contra, y es ahora testigo protegido de la Fiscalía.

El “Caso 4000” gira en torno a las sospechas de que Netanyahu confirió beneficios fiscales a la empresa Bezeq por unos 290 millones de dólares, a cambio de que diera una cobertura favorable de la familia Netanyahu en el sitio de noticias de Bezeq, Walla!.

Netanyahu habló sobre las sospechas de que como también ministro de Comunicaciones (entre 2014 y 2017), intervino con los reguladores para ayudar al grupo Bezeq, controlado por Shaul Elovitch, un viejo amigo suyo.

De acuerdo con el Ha’aretz Daily, la Policía planea en una reunión futura confrontar al primer ministro con Hefetz, quien ha admitido en el pasado que sirvió como contacto de Netanyahu con el sitio Walla!.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario