Legal


Trabaja con entusiasmo y responsabilidad


Publicacion:12-02-2018

+ + - -

Perspicaz y mujer que busca la perfecci贸n en su andar, jam谩s claudica ante las adversidades de la vida.

 

 

Con una fuerte visión basada en la perfección y la mejora constante, la jurista local Claudia Patricia De la Garza Ramos ha laborado y desempeñado en el mundo legal con eficacia, poniendo de ella todo su entusiasmo en cada responsabilidad laboral que ha asumido.

Mujer de empuje, de trabajo y amplia carrera académica, la actual Consejera de la Comisión Estatal Electoral (CEE), candidata a Fiscalía de lo Electoral, con las últimas reformas al sistema estatal de justicia, hoy en día nos abre su vida y da un respiro en su ajetreado día.

Perspicaz y mujer que busca la perfección en su andar, jamás claudica ante las adversidades de la vida.

Su motor es la  familia, su pasión el derecho; así de simple se podría decir que es nuestra entrevistada, pero para desenvolverse en esta carrera hay que imprimirle mucho deseo de superación y tiempo, y ella sabe de esto.

Su andar, como el de muchas mujeres en carreras que antes eran tradicionalmente solo  de hombres, no ha sido fácil, por ello el estudio es constante en su haber diario.

Desde jovencita abrazó el amor por esta carrera, y lo hizo con  conocimiento de causa, buscado en esta digna profesión, el poder superarse y dejar huella en el mundo legal.

El desenvolvimiento legal de De la Garza Ramos ha sido preferentemente en el derecho electoral,    y aunque así no lo pensó, la dama que naciera un 20 de agosto de 1970 y  estudiara en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, se graduó de la Generación 1987-1992 para  “pulir” el áreas de la justicia político-electoral.

“A mí me interesó porque mis padres,  ninguno era profesionista,  pero mi mamá desde muy chicos nos enseñó a mí y mis  hermanos y a mí que cuando creciéramos teníamos que estudiar. Así como nos enseñaron a lavarnos los dientes, tienes que crecer y estudiar una carrera, para ella era importante. Yo soy la segunda de los seis hermanos pero estábamos en preparatoria del Tecnológico y ahí por la cuestión de que no acreditaba ciertas materias a mí me tocó salir de la preparatoria antes que mi hermana y fui la primera que tomé la decisión de estudiar la carrera y no me decidía entre ingeniería civil, psicología y leyes, nada que ver una con la otra, pero al final decidí estudiar leyes y cuando se lo dije a mi mamá ella se entusiasmó mucho y me llevó a presentarme con un primo de ella, Carlos Francisco Cisneros Ramos y fue con quien yo me formé”.

Es entonces, que desde  el primer día que  entra a la universidad se  da cuenta que no había errado en  su decisión y se enamora por completo  de la carrera.

“ La verdad es que tuve la oportunidad de practicar desde el segundo semestre y te vas formando de una manera muy diferente a estar solamente en la escuela y te vas enamorando de la carrera, yo creo que tuve la fortuna de decidir  estudiar una carrera sin tener directamente la influencia de algún abogado para tomar la decisión; y es que cuando somos jóvenes y nos toca decidir la carrera es muy difícil cuando no tenemos una influencia inmediata, al final también tuve la libertad de elegir y hoy,  te digo que estoy convencida de que acerté en la decisión de estudiar leyes”.

Nuestra entrevistada es una jurista de de empeño y así se nota en sus amplia visión laboral y de estudio, al grado que hasta cátedra ha impartido, ello por el gusto de heredar en vida experiencia y conocimiento sin ser celosa a sus alumnos.

“Siempre se las hago a mis alumnos, la pregunta de ¿Que expectativas tienen de la carrera?; ¿Por qué quieren ser abogados?,  y es que al ser joven no te das cuenta de muchas cosas, no nos damos cuenta que vamos a aprovechar a nuestros maestros, que muchos de los maestros que tenemos en la universidad son personas que tienen una función pública importante y es que como maestros te das cuenta quién es el que destaca, quien es el que solamente te distrae y que luego de ahí te pueden surgir oportunidades y no te das cuentas pues nadie te enseñas esas cosas no en casa ni en la universidad  y yo a peces si trato de trasmitirle eso a mis alumnos”.

“Yo desde joven empecé a asumir responsabilidades en un despacho jurídico, de atender juicios desde que iniciaban hasta que concluían y me encarga a de darle la noticia a los clientes, de que había ganado o perdido su juicio, de cobrar y yo tomaba la responsabilidad total y tenía 22 años, porque me gradué  a los 21 años y al año yo ya era un abogada litigante en todo su sentido”.

En su haber legal ha cursado estudios de posgrado consistentes en: Diplomado de Derecho Electoral impartido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Unidad Regional Monterrey, en 1999, y curso de especialización Judicial impartido por el Instituto de la Judicatura del Poder Judicial de la Federación, en 2001.

Además ha participado en diferentes cursos, seminarios y talleres impartidos por el Instituto Federal Electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; el Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León; el Centro de Capacitación Judicial, la Facultad de Derecho y Ciencias Jurídicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Inclusive ha desempeñado labores del "Sistema Federal de Medios de Impugnación Electoral", Marzo 1997; "Ley General del Sistema de Medios de Impugnación", 1999; "Procuración de Justicia en torno a los Delitos Electorales Federales", Mayo 2000; "Defensa Jurídica del Voto", Junio de 2000; "Reglas y principios en las decisiones Judiciales", Marzo de 2001; "Curso de Derecho Procesal Constitucional", Mayo de 2001; y "México y la Democracia", Noviembre de 2001.

Y tomó capacitaciones como  "Curso especializado de Justicia Electoral", Marzo de 2003; "Seminario sobre el conocimiento del derecho y su aplicación judicial"; "Taller virtual de Nulidades", Noviembre de 2005; "Las instituciones Electorales ante la sociedad Mexicana. Análisis y Reflexión, Junio de 2006; y "Métodos alternos de conflictos del Poder Judicial en el Estado de Nuevo León", Octubre del 2006; entre otros.

“El abogado Carlos Francisco Cisneros Ramos, él ya falleció, murió siendo  consejero en la judicatura en el estado. Siendo estudiante de segundo semestre inicio a practicar. Cuando mi mamá me llevo a conocerlo yo pienso que me va a decir vente en séptimo semestre y no, me dice terminando el primer semestre te vienes y ahí estuve insistiendo hasta que me dio la oportunidad y claro uno empieza en la oficina escribiendo a máquina, en aquel entonces no había computadoras,  me acuerdo cuando llegaron por primera vez el abogado pensaba que se nos iba a acabar el trabajo produce las máquinas harían todo, pero empiezas por supuesto haciendo trabajos de oficina y a los pocos meses  empecé a acudir a juzgados”.

“Tuve una gran maestra que era la licenciada María Guadalupe Palomares Alonso, era su mano derecha y entre ellos dos fue de quienes aprendí. Él era Constitucionalista, la abogada manejaba  la materia civil, pero tenía un abogado encargado de penal, laboral, administrativo, ella tenía un despacho muy completo, pero yo me enfoqué en materia civil, familiar mercantil, es lo que yo desempeñaba. Siendo muy joven empiezas a asumir este camino y el abogado lo que nos enseñaba era siempre habrá un superior jerárquico con quien puedes quejarte, hay un medio de defensa que tú puedes tener para impugnará la determinación que no te gustó. Así que aquellos casos complicados que algunos abogados no los podían resolver llegaban a su despacho y el los sacaba adelante. Y así fue mi formación, ve a los juzgados a exigir los desechos que tienes, no fue como quiero hacer esto, sino que aprendí esa formación en el camino porque tuve la fortuna de crecer y aprender simultáneamente la carrera en el ejercicio de la formación”.

En esta etapa  de su vida laboral se queda hasta ocho años a trabajar con ellos,  vaya toda la carrera y unos cuantos años más.

Esta fue su base  la que le habría de abrir el  camino en las diferentes oportunidades que  ha sostenido.

Y porque no decirlo  si  tras formarse como abogada postulante en el despacho del abogado Carlos Francisco Cisneros Ramos 1988-1996; y se desempeñó como Registrador Público de la propiedad y de Comercio de 1996 a 1997 emigró a otras aventuras legales.

Tras su inició  en el litigio brincó al derecho electoral,  incorporándose al Instituto Federal Electoral en Enero de 1997 como jefe del área Jurídica de la Junta Local Ejecutiva en Nuevo León. Y en Octubre de 1999 se incorporó al Poder Judicial de la Federación en la Sala Regional Monterrey, desempeñándose como Secretario Instructor, de Estudio y Cuenta y Auxiliar, en los procesos electorales de 2000, 2003, 2006, 2009 y 2012.

Así posteriormente en el Tribunal Electoral del Estado de Durango se desempeñó como Secretario Instructor en el proceso electoral local 2004.

Ha dado cátedra en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, y en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Nuevo León; y ha impartido diversas conferencias relacionadas con el tema electoral.

“Yo entre en un concurso de oposición, fue mi primer concurso en el que participe y quedo seleccionada como registradora pública de la propiedad de comercio en Linares y, en aquel tiempo el directo del registro  público era el licenciado Roberto Villarreal Roel y el ya había sido vocal del registro federal de electores de Nuevo León y un día que lo visito me da un Cofipe  y yo en esa época iba y venía en autobús a Linares y me dice estudia porque nos vamos a ir al IFE, en aquel tiempo, y me acuerdo que nunca había visto una ley electoral y era complicada. Finalmente a él lo nombran vocal ejecutivo en la junta local y me invita a trabajar con él y estuve tres años. En ese tiempo se abrió un diplomado con los magistrados Carlos Arenas Bátiz, Francisco Bello Corona y Toral y al tomar el diplomado me invitan a participar como secretario de estudio y cuenta en el proceso 2000 con el magistrado Bello Corona”.

Así en el 2000, 2003, 2006, 2009 y 2012 colabora en la Sala Regional  Monterrey del Tribunal Electoral, lo que marcaría su vida en el derecho electoral, pues logra apasionarse.

Uno de los últimos procesos en los  que estuvo en la Sala Regional  fue en el 2012 y en el 2014 se  fue a Durango al Tribunal local en Durango, donde  con la licenciada Georgiana Reyes Escalera que la designan magistrada, hace sinergia y labora eficientemente.

“Para mí fueron retos muy importantes, yo ahora tengo tres hijos, en aquel tiempo mi segunda hija tenía un año y la deje aquí con su papá, yo me iba de lunes a viernes y el fin de semana me regresaba y siempre ver por mis hijos”.

Es en esta etapa en la que  empeña un mejor esfuerzo y tras litigar un poco en Nuevo León,  ya en el 2014 sale la convocatoria para integrar los OPLES en especial  de esta Comisión Estatal Electoral y participa junto a otras 160 personas,  ello para obtener un cargo dentro de este desarrollo.

Por lo cual  logra ingresar dentro de la primera generación de las diecisiete entidades federativas que designa el INE en el 2014 y tiene la fortuna de quedar seleccionada  junto con sus compañeros.

“Es muy diferente  el derecho aquí, porque  la jurisdiccional a la administrativa electoral y en un órgano colegiado. En la sala uno hace un trabajo muy individual a veces con el apoyo de algún auxiliar pero el trabajo e es individual, tú trabajas y haces tú análisis, tu estudio, lo redactas, lo argumentas, lo sostienes y lo entregas a tu jefe, lo revisa, te hace modificaciones y ellos entre magistrados ya debaten el contenido”.

“Pero aquí forma parte de un órgano colegiado administrativo y el consejo general ,aparte de que es una posición de dirección, no sede subordinación, pero  donde el órgano máximo se Integra también con representantes de partido, donde la estructura de la comisión es muy grande con personas especializadas en cada área, los perfiles que cada uno de nosotros como consejeros que si bien algunos de nosotros somos abogados  temeos  perfiles diferentes, además tenemos una politóloga, una ingeniera, varios abogados y se vuelve la dinámica muy interesante,  claro, a mí me costó, llegamos con el proceso electoral y es muy diferente el trabajo insisto ver el papel a ya operarlo día a día, no basta con que tengamos la capacidad legal porque el conocimiento lo traíamos del Tribunal Electoral pero ya aquí en la operación tenemos que poner en función todas las virtudes”.

Hoy en día en su haber legal como Consejera de la Comisión Estatal Electoral, además de poner a prueba su capacidad legal, en el trabajo constante tiene que poner en la mesa  sus virtudes en lo personal,  como la tolerancia, el diálogo, la paciencia, la comunicación.

Esto sería complicado, para quien no tiene la experiencia y la sapiencia social  en anteponer la  empatía, por eso ella labora eficientemente y con pasión.

“Aquí trabajamos con la Ley, arrancamos recientemente con la reforma y los criterios se van haciendo conforme pasa el tiempo y vamos creciendo con los criterios del Tribunal Electoral, agarramos la Ley y la analizamos, encontramos respuestas, y buscamos mejoras”.

Al ser una dama sumamente pro activa se ha dado  tiempo para impartir clases, y ha dejado en sus alumnos esa semilla de amar la carrera, de esforzarse y ver por el crecimiento.

“Me invitaron a dar clases recién egresada en la Facultad de Derecho, estuve algunos semestres, luego me invitan a Políticas en el 2002 estuve dando clases otros  semestres y las dos veces  ha sido muy  bonito, la cátedra es hermosa, he impartido varias materias y a verdad por esta función que actualmente  realizamos, no podemos percibir otros ingreso, así es que lo hacemos gratis, pero con mucho amor”.

“Recuerdo que  mi mamá fue al que me dijo ándale ve a trabajar, yo no sabía si quería trabajar o no ella me dijo y estuvo detrás de mí, y siempre necesitamos tener a alguien que nos impulse, sobre todo  cuando estamos jóvenes e inmaduros, alguien que nos empuje y nos enseñe el camino para irnos formando y ganarle tiempo al tiempo, y esta fue mi madre ya la fecha así es”.

“Yo comparto mi experiencia con mis alumnos y con mis compañeros de trabajo siempre, todos tenemos  la oportunidad de crecimiento, siempre va a  llegar jóvenes  y gente nueva con la oportunidad de crecer y hay que darle la oportunidad a quienes están a nuestro alrededor de que aprenda y crezcan, que te apoyen, claro el tema de la lealtad es importante pero si tienen la oportunidad de crecer que lo hagan no debemos ser egoístas ni celosos en ese tema”.

El reto hoy en día, para quien sea, nos describe la jurista, es muy simple, si el estudio, el trabajo, el desear superarte, claro que todo eso importa, pero algo que es vital es el  “aprender a valerte por ti misma”; esta lección la tuvo ella desde muy joven, cuando vio el empoderamiento de una prima suya, una joven madura, soltera, profesionista, dueña de su tiempo, conocedora de sus habilidades y sus límites.

“Nosotros como padres tenemos una gran responsabilidad y debemos enseñarles el camino y así en la sociedad a  los estudiantes,  hay que enseñarles ese camino, de que  tienen que buscarse así mismo, tener  cierta madurez  para ser responsables, se  guiarse. El reto para los jóvenes es no hay manera de que tengas éxito si no te preparas y no estudias  si no te lo propones”.

TABLITA

Nombre.- Claudia Patricia De la Garza Ramos

Fecha de Nacimiento.- 20 de agosto de 1970

Hijos.- Héctor Alejandro Loya de la Garza, Claudia Carolina Loya de la Garza y Paloma Loya de la Garza

Padres.- (+) Héctor de la Garza Fernández, ya fallecido y Cecilia Juliantonia Ramos de León

Hermanos.- Laura Cecilia,  Héctor Manuel,  Julia Karina, Mónica Elizabeth y Alejandro Adrián De la Garza Ramos

-Es egresada de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, de la Generación 1987-1992.

 



« Alberto Medina Espinosa / Legal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario