Internacional Europa


El momento en que Theresa May no pudo contener las lágrimas


Publicacion:25-05-2019

+ + - -

Se quebró, su gesto se torció, dio media vuelta y se retiró buscando esconder la emoción.

Después de resistir la emoción durante los minutos en que estuvo al frente del podium explicando que la falta de acuerdo por el Brexit forzaba su renuncia, Theresa May ya no pudo evitar el llanto al cerrar su alocución.

"Fui la segunda primera ministra de la historia, pero no la última"

Fue después de resaltar que se retira tras ser "la segunda primera ministra de la historia, pero no la última", para luego asegurar que renuncia "sin mala voluntad, sino con una gratitud enorme e imperdurable por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo".

Fue entonces que se quebró, su gesto se torció, dio media vuelta y se retiró buscando esconder la emoción.

May dijo antes que el proceso de elección que traerá al poder a un nuevo líder conservador comenzará "la próxima semana" y que éste líder será quien trate de impulsar el Brexit de modo más decisivo.

"Me voy con una gratitud enorme e imperdurable por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo"

Su partida profundizará la crisis de la salida del Reino Unido de Europa, ya que es probable que su sucesor desee una división más tajante, lo que aumenta las posibilidades de una confrontación con la Unión Europea y una elección parlamentaria impredecible.

May había asumido el cargo tras el referéndum que voto a favor del Brexit en 2016, lo que forzó la renuncia de su predecesor, David Cameron.

Su misión era entonces llevar adelante la salida del Reino Unido, un acuerdo complejo que terminó por no concretarse tras tres intentos fallidos de votación en el parlamento británico. Ahora, el futuro abre un gran interrogante sobre cómo se llevará adelante e incluso si se concretará o no.

La primera ministra aseguró: "He hecho todo lo posible para lograrlo. Negocié los términos de nuestra salida y una nueva relación con nuestros vecinos más cercanos que protegen los empleos, nuestra seguridad y nuestra unión".

Sus argumentos no convencieron ni a los legisladores de partidos opositores ni a todos los de su propia fuerza política: "He hecho todo lo posible para convencer a los parlamentarios de que respalden ese acuerdo. Lamentablemente, no he podido hacerlo. Lo intenté tres veces", dijo May.

En otra parte de su discurso, reclamó que los legisladores se comprometan a motorizar lo que "el pueblo británico" decidió a través del referéndum de 2016: "El consenso solo se puede alcanzar si todas las partes están dispuestas a comprometerse".

Sobre este punto, citó al humanista Sir Nicholas Winton, reconocido por salvar a niños checoslovacos al organizar la evacuación del país ocupado por los nazis, quien le dijo una vez: "Nunca olvide que 'compromiso' no es una mala palabra. La vida depende del compromiso".



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario