Internacional Europa


Reino Unido califica de mentiras versión de rusos


Publicacion:14-09-2018

+ + - -

Describió la entrevista que los dos sospechosos dieron a un medio oficial ruso, de ser ofensiva para las víctimas del ataque.

Londres.- El gobierno británico calificó de "mentiras" e "invenciones descaradas" las declaraciones de dos ciudadanos rusos sospechosos de envenenar al exespía ruso Serguei Skripal y a su hija Yulia, en la localidad de Salisbury. 

En un comunicado, la residencia oficial de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, -10 Downing Street- describió la entrevista que los dos sospechosos dieron a un medio oficial ruso, de ser ofensiva para las víctimas del ataque.

“Las mentiras y fabricaciones insolentes en esta entrevista que dieron a la televisión auspiciada por el Estado ruso, son un insulto a la inteligencia del público”, aseguró el comunicado.

Los ciudadanos rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, acusados por Reino Unido del envenenamiento contra el exagente y su hija, negaron ser agentes rusos y aseguraron que fueron a la ciudad de Salisbury como turistas.

“Sobretodo son profundamente ofensivas para las víctimas y seres queridos de este horrible ataque. Tristemente ya nos esperábamos esto”, señaló el comunicado del gobierno británico.

En una entrevista a la televisora RT y la agencia Sputnik, difundida este jueves, Petrov y Boshirov confirmaron su identidad, pero negaron ser integrantes de la agencia de inteligencia militar GRU, como afirmaron las autoridades británicas.

“Somos los que mostraron (las autoridades de Reino Unido). Ruslan Bashirov y Alexander Petrov. Esos son nuestros verdaderos nombres. Somos empresarios de nivel medio, no agentes de inteligencia militar”, subrayaron.

La semana pasada, Reino Unido los acusó de ser presuntos agentes de la inteligencia militar de Rusia y de envenenar con agentes neurotóxicos al exespía ruso y a su hija, un hecho ocurrido en marzo pasado en la ciudad británica de Salisbury.

La Policía Metropolitana publicó imágenes de los presuntos responsables, quienes habían viajado a Londres desde Moscú dos días antes del presunto intento de asesinato.

Las autoridades británicas aseguran que el exdoble agente ruso Sergei Skripal y su hija fueron envenenados con “novichok”, un agente nervioso producido en laboratorios del gobierno ruso.

Yulia Skripal, de 33 años, estuvo en coma durante 20 días y fue dada de alta en abril, mientras que su padre -quien se recupera más lentamente- salió del hospital el 18 de mayo pasado.

La fiscalía emitió una orden de extradición europea en caso de que los dos hombres sospechosos viajen a algún país de Europa.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario