Salud


Cultural Psicología


Genética y ambiente, defensa o detonante de enfermedades mentales


Autor: | Publicacion:14-10-2019

TAGS: Salud

+ + - -

Los factores ambientales son los que permiten echar a andar mecanismos que protegen o predisponen a los trastornos mentales.

 

México.- En todas las enfermedades, incluidas las mentales, hay un juego de genes en los que interviene el ambiente, es decir nuestras vivencias y lo que hacemos con lo que vivimos, aseguró Lorena Reyes Santos, especialista en Biología Molecular, Genética y Psiquiatría 

 

Los factores ambientales son los que permiten echar a andar mecanismos que protegen o predisponen a los trastornos mentales, el peso de cada uno dependerá de los antecedentes, subrayó.

 

Reyes Santos, maestra en Ciencias de la Salud por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), destacó que la salud mental es un fenómeno complejo, determinado por múltiples factores, sociales ambientales y biológicos.

 

La crianza y el ambiente son elementos fundamentales para la aparición de trastornos mentales. 

 

Así, una crianza adecuada, que cubre las necesidades físicas y emocionales del bebé, aunado a un ambiente propicio, permiten el desarrollo de mecanismos más adaptativos y de herramientas suficientes para enfrentar las problemáticas de la vida diaria.

 

Por el contrario, si la crianza no cubre dichas necesidades, el individuo se mantiene en un estado de alerta constante, que conlleva a cambios neurobiológicos los cuales pueden culminar en algún trastorno mental.

 

En los últimos años, expuso la especialista, padecimientos como depresión, ansiedad, demencias, esquizofrenia, trastornos del neurodesarrollo, se han agravado en los últimos años.

 

Los genes hacen a las personas susceptibles a ciertas enfermedades físicas o mentales; sin embargo, no significa que por "portarlos" las tendrán.

 

La también docente de la Universidad Intercontinental, afirmó que todo gen necesita cierta señal que lo eche a andar; frecuentemente estas señales provienen del ambiente.

 

Sin embargo, aclaró que la genética y el ambiente no son deterministas, sino que interactúan para generar susceptibilidad o protección para estos padecimientos.

 

“Si bien, existen sistemas de clasificación de enfermedades mentales, nos quedamos cortos tratando de dar explicaciones biológicas deterministas enfocadas en un solo neurotransmisor, en un solo síntoma. Se trata de buscar relaciones, no solo de síntomas, sino entre enfermedades, entre rasgos, entre vivencias que comparten los diversos trastornos mentales”.



« Notimex »