Salud


Cultural Salud


Una dulce verdad sobre la fruta


Autor: | Publicacion:05-10-2018

TAGS: Salud

+ + - -

Aprovecha las frutas de temporada, además de que son más económicas, nos brindan los nutrientes que el organismo requiere de acuerdo a la época del año.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las frutas —y las verduras— son uno de los grupos de alimentos más saludables, aportan agua, hidratos de carbono (glucosa, fructosa y sacarosa), fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para mantener un buen estado de salud; sin embargo, suele haber confusión en cuanto a su consumo.

1. El jugo de toronja "quema grasa"
Ningún alimento por sí solo tiene "el poder" de hacernos adelgazar. La única manera de perder peso de forma saludable es al reducir el consumo calórico o gastar más energía a través de actividad física.
Quizá se tiene esta creencia porque la toronja es rica en agua y fibra, lo que provoca saciedad, se reduce la ingesta calórica y se pierde peso, pero esto no sucede con el jugo. Beber jugo de toronja (o cualquier otra fruta) en exceso no es recomendable, y menos si quieres perder peso, ya que todos los jugos aportan grandes cantidades de azúcar.
Considera que el jugo de toronja puede interactuar con algunos medicamentos como:
Estatinas (para bajar el colesterol)
Nifedipina (para la hipertensión)
Ansiolíticos (buspirona)
Antiarrítmicos (amiodarona)
Antihistamínicos (fexofenadina

Ojo. El jugo de toronja no afecta a todos los medicamentos de las categorías anteriores. La gravedad de la interacción puede variar dependiendo de la persona, el medicamento y la cantidad de jugo que beba. Por tanto, antes de comenzar alguna dieta de moda, consulta a tu médico.


2. Los cítricos con lácteos provocan indigestión
No hay ningún estudio (serio) que sustente esta afirmación. Se tiene esta creencia pues al combinar cítricos con leche ésta se "corta", es decir, se separan las proteínas (caseína y suero) y se aglutinan, pero esto solamente es un cambio físico y no afecta a la salud. De hecho, algunos quesos como el requesón o el ricotta utilizan ácidos para cortar la leche.


3. Cenar fruta te hace ganar peso
Esta es una de las creencias más arraigadas. La fruta es un alimento de baja densidad energética, es decir que en mucha cantidad hay pocas calorías, si bien aportan azúcares que por la noche no son muy recomendados, se puede combinar con proteína, puede ser yogur natural o queso para evitar desequilibrios de azúcar.
Considera que como en cualquier alimento, la porción es muy importante. De acuerdo al Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes, una porción de fruta equivale a una taza.


4. Las personas con diabetes no pueden comer fruta
Las frutas aportan importantes nutrimentos y fibra a la dieta, por lo que no deben excluirse de la alimentación de las personas con diabetes. La clave -al igual que cualquier otro alimento- está en no excederse.
Lo que afecta los niveles de glucosa en sangre es la cantidad total de hidratos de carbono ingeridos, no el tipo de alimento. Si bien las frutas poseen azúcares, también poseen nutrimentos importantes en la dieta diaria.
Considera que las frutas frescas y con cáscara son la mejor opción, la fruta deshidratada concentra muchos azúcares, por lo que el tamaño de la porción se reduce a solo dos cucharadas.


A considerar
Es importante entender que el exceso de azúcares añadidos en la dieta son los que afectan la salud, no el azúcar contenida en las frutas. Esta creencia ha hecho que la población deje de consumir este importante alimento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda incluir 400 gramos o cinco porciones de verduras y frutas diariamente.
Aprovecha las frutas de temporada, además de que son más económicas, nos brindan los nutrientes que el organismo requiere de acuerdo a la época del año.


Frutas de octubre
Chirimoya, chicozapote, dátil, durazno, guayaba, lima, mandarina, manzana, naranja, papaya, pera, tejocote, toronja y uva.


Un dato: Tres guayabas contienen cinco veces más vitamina C que una naranja.

 

 



« EL UNIVERSAL »