El Porvenir MX

Martes, 22 Julio 2014
Ediciones Anteriores

Opinión / Editoriales

La ética en el ejercicio profesional

Primeramente quiero agradecer la invitación que tuvieron a bien hacerme para venir a comentar con ustedes un tema que hoy por hoy es de vital importancia: la práctica de la ética en el ejercicio profesional.

Asisto con mucho gusto porque es un placer conversar con mis futuros colegas, pues quiero decirles que soy Arquitecta de profesión aunque las circunstancias del destino me llevaron a la participación social primero y después a la actividad política.

Creo en la ética y en la moral como valores y principios que deben regir, no solamente a los profesionistas sino al ser humano como tal.

Sin tratar de teorizar sobre el concepto, pues creo que la Universidad y particularmente esta Facultad, cuentan con cuadros académicos lo suficientemente capaces para hablar sobre el tema, quiero iniciar esta conversación a partir de la definición que encontré en el diccionario enciclopédico Larousse. Ahí se define que la ética es la parte teórica de la valoración moral de los actos humanos. Sinónimo de moral. Desde el punto de vista filosófico, conjunto de principios y normas morales que regulan la actividad humana. Ciencia de la moral que estudia el problema del bien y del mal en el desarrollo de las relaciones humanas.

En base a las anteriores interpretaciones, yo me quedaría con la definición de la ética entendida ésta, como la ciencia que investiga el origen, desarrollo y contradicciones de la conducta moral del ser humano.

Por lo tanto y a fin de no caer en generalidades e ir aterrizando en el tema que nos ocupa, tendría que decir que en toda nación civilizada la conducta moral de las personas está regulada por normas, leyes y principios.

Sin embargo ¿Qué pasa cuando se viola el espíritu y contenido de esas leyes, normas y principios? surgen sencillamente las contradicciones que mencionaba y por lo tanto, observamos que se presentan conductas humanas antiéticas, antimorales y por lo tanto antisociales.

Creo que la lucha por mantener en alto la ética y la moral en la conducta del ser humano ha sido una constante en la historia de la humanidad. Lo ha sido en todos los órdenes de su vida social, económica, política y cultural. Lo digo porque no podemos separar la ética y la moral de otro tipo de valores tan importantes como el amor al trabajo, la disciplina, la organización, el respeto, la honestidad, el esfuerzo, etc., etc.

Señalo lo anterior porque es común escuchar sobre la importancia de la ética del médico, de la ética del maestro, de la ética del político, de la ética del arquitecto, etc. etc. por lo tanto quiero poner a su consideración las siguientes reflexiones ¿De qué sirve graduarnos con excelentes calificaciones, si finalmente como profesionistas somos coptados por la corrupción? ¿Dónde queda el juramento ético de aquel profesionista que en el ejercicio de su trabajo se distingue por su egoísmo y la falta de solidaridad? ¿Hasta donde es ético y moral pensar en estudiar una carrera profesional cuyo fin último sea el de lucrar a costa de los demás? ¿Es ético y moral pensar únicamente en términos mercantilistas en el ejercicio de una profesión?

Las anteriores reflexiones las expongo porque creo que estamos viviendo a nivel mundial una grave crisis de valores en todos los órdenes de la vida. En todos los órdenes de la conducta humana.

Es común ver, escuchar o leer en los distintos medios de comunicación graves conflictos sociales; injusticias contra los que menos tienen; agresiones de los poderosos contra los débiles, sonados casos de corrupción en todos los órdenes; crisis económica; violencia intra-familiar; incremento en el consumo de alcohol y drogas entre los jóvenes, etc.

Estos problemas que expongo no son problemas recientes obviamente. Son problemas que como señalaba, han estado presentes en la historia de la humanidad sólo que en los últimos años se han agudizado extraordinariamente.

Es responsabilidad de los profesionistas y de todo ser humano seguir pugnando por mantener o en su caso rescatar principios y valores donde la ética y la moral sean parte neurálgica para mejorar la conducta y las relaciones humanas. De mejorar las relaciones entre los grupos sociales. De conformar familias bajo los principios del respeto y la armonía. Para la creación de profesionistas comprometidos con su país.

No hay mejor profesionista que aquel que anteponiendo sus intereses particulares, asume el compromiso ético y moral de compartir sus conocimientos y su trabajo en bien de la comunidad y de su patria.

Quiero decirles que estamos viviendo momentos muy interesantes de transformación y cambios en todas las esferas sociales. Momentos de reformas. Nos ha tocado el privilegio de ser testigos de grandes transformaciones tecnológicas a nivel mundial. En los últimos años la digitalización y las economías con tecnología de punta están imponiendo patrones de consumo y de conductas sobre la gran mayoría de los países del orbe. Me atrevo a decir que en muchos aspectos están mecanizando la conducta del ser humano.

Observamos como la tecnología crece a pasos agigantados y qué bueno que así sea, pues ello revela el avance del conocimiento científico del hombre. Sin embargo, no podemos ni debemos permitir que esos avances tecnológicos trastoquen la voluntad del ser humano en su búsqueda constante de alcanzar un estadio superior en cuanto a su conducta y comportamiento bajo normas y conductas éticas morales.

Creo que es momento de renovar principios. De refundar y poner al día los valores éticos y morales de todo ser humano, independientemente de su actividad social.

En el caso de la educación es urgente una revaloración integral de las ciencias humanistas, a fin de contribuir con las formación de profesionistas que desde el punto de vista ético y moral, cumplan con las expectativas que nuestro país está reclamando.

*Conferencia dictada ante los estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la UANL

* Diputada local por el Partido Revolucionario Institucional

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comentarios Usuarios de Facebook


Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información marcada como requerida(*).

© Editorial El Porvenir S.A. de C.V. 2013

Register

User Registration
or Cancelar